Sao Paulo sigue siendo el estado brasileño más afectado por la crisis del coronavirus con 13.352 muertos y 238.822 infectados por el virus

Brasil registró 1.185 muertes por el nuevo coronavirus en el último día, con lo que el balance total de fallecidos ascendió hasta los 53.830, mientras que el número de casos confirmados aumentó en 42.725, informo este miércoles el Gobierno.

El Ministerio de Salud brasileño informó en su boletín diario que los casos confirmados de COVID-19 se sitúan ahora en 1.188.631, siendo Brasil el segundo país más castigado por la pandemia apenas por detrás de Estados Unidos.

El número de pacientes recuperados subió hasta los 649.908, lo que supone el 54,7 % del total.

No obstante, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Brasil, que tiene 210 millones de habitantes, es actualmente el país con mayor número de contagios (cerca de 220.000) y decesos (7.312), si se contabilizan únicamente los últimos siete días.

Desde que se reportó el primer caso, el pasado 26 de febrero, el patógeno se ha extendido por todo el territorio nacional y afecta ya al 88 % de los 5.570 municipios brasileños, de acuerdo con datos de las Secretarías Regionales de Salud.

Algunos de los estados del centro-oeste y sur del país, que hasta la fecha habían sido los menos afectados, han visto un repentino incremento de la curva epidemiológica que ha obligado a las autoridades locales a frenar sus planes de reapertura económica.

En números absolutos, Sao Paulo sigue siendo el estado brasileño más afectado por la crisis del coronavirus con 13.352 muertos y 238.822 infectados por el virus.

Desde el 1 de junio, la región paulista, la más populosa del país con 46 millones de habitantes, está inmersa en una arriesgada desescalada pese a que el número de casos y muertes ha alcanzado máximos diarios en los últimos días.