Los comercios y colegios seguirán abiertos, informó el primer ministro británico

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió este lunes a los ciudadanos en el Reino Unido que eviten cualquier contacto social “no esencial” para minimizar la propagación del coronavirus, aunque eludió por ahora decretar el cierre de comercios o colegios.

Johnson, subrayó que la advertencia es particularmente importante para las personas mayores de setenta años y aquellas con problemas previos de salud, así como para los ciudadanos de Londres, donde la expansión del virus lleva “varias semanas de ventaja”, respecto a otras zonas del país.

Los casos de Covid-19 diagnosticados en el Reino Unido, se elevaron hasta 1.543, 171 más que el domingo y con 36 muertos por ahora, si bien el Gobierno avanzó la semana pasada que solo realiza el test de la enfermedad a los pacientes con cuadros severos.

El Ejecutivo ha evitado, por ahora, decretar algunas medidas drásticas que sí se han adoptado en otros Estados de su entorno, a pesar de las críticas que ha recibido en los últimos días por un plan aparentemente menos agresivo contra el coronavirus.

“Nuestro objetivo es retrasar y aplanar el pico de la epidemia tomando las medidas adecuadas en el momento correcto, para minimizar el sufrimiento y salvar vidas”, dijo Johnson en una rueda de prensa, flanqueado por su consejero científico, Patrick Vallance, y su consejero médico, Chris Whitty.

Johnson, o bien uno de sus ministros, planean ofrecer comparecencias diarias a partir de este lunes, para informar a los ciudadanos sobre los avances en la gestión de la crisis sanitaria.

London (United Kingdom), 16/03/2020.- An unusually small crowd at Trafalgar Square in London, Britain, 16 March 2020. Several European countries have closed borders, schools as well as public facilities, and have cancelled most major sports and entertainment events in order to prevent the spread of the SARS-CoV-2 coronavirus causing the Covid-19 disease. (Reino Unido, Londres) EFE/EPA/NEIL HALL

Entre las recomendaciones emitidas este lunes, el primer ministro pidió que las personas se aíslen catorce días en casa, si ellas o alguien en su domicilio tiene tos o temperatura elevada.

“Si es posible, no deberían salir ni para comprar comida o cosas esenciales, solo para hacer ejercicio y siempre manteniendo una distancia de seguridad respecto a los demás”, detalló.

El Gobierno ha lanzado una “recomendación muy fuerte” para que los teatros, pubs y otros establecimientos donde se congregan multitudes cierren sus puertas, pero por ahora, no lo ha ordenado de manera directa.

Johnson recalcó que cuenta con poderes para hacerlo, pero cree que no será necesario ejercerlos si la ciudadanía sigue las recomendaciones.

“Somos una democracia madura, adulta y liberal, en la que la gente entiende muy claramente las recomendaciones que le damos”, sostuvo.

El Ejecutivo solicita asimismo a las empresas y las personas que puedan hacerlo, que trabajen a distancia y que los ciudadanos eviten cualquier viaje innecesario, así como reuniones “grandes o pequeñas”.

En pocos días, avanzó Johnson, las medidas irán “más allá” y se pedirá a aquellas personas ,especialmente vulnerables, que se “blinden del contacto social” durante doce semanas para garantizar su “máxima protección”, durante la fase más alta de los contagios del Covid-19.