El fin de semana, el mandatario de Brasil volvió a tildar como una “gripecita” al nuevo coronavirus Covid-19

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, incluyó las actividades religiosas “de cualquier naturaleza” en la lista de servicios esenciales que deben seguir funcionando, pese a la expansión de la pandemia del coronavirus y las recomendaciones de la OMS, que las aglomeraciones deben ser evitadas.

En un decreto publicado este jueves 26 de marzo, el mandatario instituyó que están permitidas las “actividades religiosas, de cualquier naturaleza”, siempre y cuando sean “obedecidas las determinaciones” del Ministerio de Salud.