Con otras 206 muertes registradas en las últimas 24 horas, Brasil suma 2.347 fallecimientos y 36.599 casos de la COVID-19

El presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, realizó una transmisión en vivo este sábado en la que criticó nuevamente las medidas de cuarentena para contener la COVID-19 y pidió a la población no temer al nuevo coronavirus.

“No hay que acobardarse con ese virus, hay que enfrentarlo con cabeza erguida, Dios está con nosotros”, gritó Bolsonaro, a una manifestación de fieles religiosos contra el aborto que se agolpó en el frente del Palacio del Planalto, en Brasilia.

En el video, transmitido en vivo en el Facebook de Bolsonaro, el Presidente volvió a atacar a los gobernadores y alcaldes que defienden la cuarentena y el distanciamiento social, y criticó al Congreso y a la prensa.

Bolsonaro, califica de “gripecita” el virus que ya mató más de 150.000 personas en todo el mundo y destituyó el jueves a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien defendía el distanciamiento social para contener el contagio en este país de más de 210 millones de habitantes y con altos índices de desigualdad social.

“Lo que más escuchamos son personas que quieren volver a la normalidad. Desde el comienzo dije que teníamos dos problemas, el virus y el desempleo (…) No estoy defendiendo la economía, estoy defendiendo los empleos (…) ¿No es posible entender que las consecuencias del desempleo es lo que va a matar a las personas?”, dijo Bolsonaro en su transmisión.

Aunque reconoció que no puede forzar a gobernadores y alcaldes a suspender la cuarentena, dijo: “en lo que depende de mí, vamos a comenzar a flexibilizar y mostrar que ése no es el camino”.