Todos los habitantes deberán permanecer en sus hogares

La ciudad oriental china de Shanghái se confinará a partir de este lunes, 28 de marzo, a raíz de un rebrote de covid-19, informó a agencia de noticias Xinhua.

Los distritos que quedan al este del río Huangpu entrarán en confinamiento a partir del lunes 28 hasta el 1 de abril, fecha en la que tocará el turno a los distritos situados al oeste del río, que divide la ciudad, hasta el 5 de abril.

Según el anuncio de las autoridades locales, todos los habitantes deberán permanecer en sus hogares durante el período indicado.

Estará permitido pedir comida o suministros a domicilio, pero los repartidores solo tendrán permitido el acceso hasta la puerta de las urbanizaciones, no podrán entrar en los edificios.

Se ha ordenado que las empresas implementen el trabajo desde casa para sus empleados, excepto en los casos de compañías “que garantizan la vida y la operación de la ciudad”, entre las que se encuentran las del sector energético, de telecomunicaciones o de suministro de alimentos.

El transporte público quedará suspendido en los distritos confinados y los vehículos privados no podrán estar en la calle “a no ser que sea necesario”.

El rebrote, el más grave en la ciudad desde que comenzó la pandemia, deja más de 390 contagiados activos de covid y más de 10.000 pacientes asintomáticos registrados en los últimos ocho días en la urbe, de 26 millones de habitantes.

China todavía aplica su “política de cero covid dinámico”, que implica el cierre de fronteras, el aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos y restricciones a la movilidad y pruebas PCR allá donde se detecta algún caso.

El gran número de asintomáticos detectados en la ciudad en los últimos días ha dificultado las habituales labores de rastreo y puesta en cuarentena.

Hasta el momento, Shanghái había lidiado con el rebrote aplicando confinamientos selectivos en algunos vecindarios y realizando pruebas masivas de PCR y tests de antígenos.

Este sábado, un miembro del equipo de expertos que dirige la respuesta a la pandemia en la ciudad declaró que Shanghái “no podía confinarse por su importante función en la economía y el desarrollo de China y su impacto mundial” y llegó a avisar de que “se verían cargueros internacionales detenidos flotando” en el Mar de la China Oriental si la megalópolis se paralizase.

El experto, Wu Fan, se hacía eco así de uno de los temas más debatidos en los últimos días en las redes sociales chinas, en las que los internautas se preguntaban por qué Shanghái no había declarado todavía un confinamiento generalizado de la ciudad dado que, en el pasado, otras urbes lo hicieron en respuesta a menos casos de los que registra Shanghái ahora.

Desde el comienzo de la pandemia, Shanghái ha detectado 5.233 contagiados sintomáticos de covid-19 y registrado siete muertes, según los datos oficiales.