Wang subrayó que las “dificultades sin precedentes” con las que se han encontrado las relaciones entre China y Estados Unidos se deben a los “graves conceptos erróneos de los políticos estadounidenses”

“No necesitamos un mundo en el que China se convierta en otro EE.UU. Esto no es racional ni factible. Más bien, EE.UU. debería intentar convertirse en un mejor país”, aconsejó el ministro de Exteriores de China, Wang Yi , agregando que “la mejor manera de mantener el liderazgo es mediante la autosuperación constante” en vez de “bloquear el desarrollo de los demás”.

Wang, declaró que los intentos de Washington de reprimir a Pekín y comenzar una nueva guerra fría “dañaron seriamente” los intereses de los dos pueblos y “causaron graves trastornos” en el mundo. Al mismo tiempo, el canciller aseguró que esta política estadounidense está “condenada al fracaso”.

Durante una reciente entrevista con la agencia Xinhua y el Grupo de Medios de China, Wang subrayó que las “dificultades sin precedentes” con las que se han encontrado las relaciones entre China y EE.UU. en los últimos años se deben a los “graves conceptos erróneos de los políticos estadounidenses” sobre el gigante asiático.

“Algunos ven a China como la supuesta mayor amenaza y su política hacia China basada en esta percepción errónea es simplemente incorrecta. Lo que sucedió demuestra que los intentos de EE.UU. de reprimir a China y comenzar una nueva guerra fría no solo dañaron seriamente los intereses de los dos pueblos, sino que también causaron graves trastornos en el mundo. Una política de este tipo no encontrará apoyo y está condenada al fracaso”, aseveró el ministro.