Zhang que fue detenida a finales de mayo, inició en septiembre una huelga de hambre que ha causado que su estado físico sea “muy débil”, según su defensa

Una periodista que cubrió la epidemia de covid-19 en Wuhan, fue condenada este lunes 28 de diciembre, a cuatro años de prisión, por el gobierno de China, con los cargos de “provocación de disturbios”, tras documentar la crisis sanitaria y social de la ciudad origen de la pandemia.

Zhang Zhan “parecía muy abatida cuando se anunció el fallo”, declaró a la AFP uno de sus abogados, Ren Quanniu, declarándose “muy preocupado” por su estado psicológico.

Los periodistas y los diplomáticos extranjeros que se desplazaron hasta el tribunal de Shanghái, en el que fue juzgada esta ex abogada de 37 años,no pudieron entrar en la sala de audiencias.

Una decena de diplomáticos extranjeros y de simpatizantes de esta exabogada esperaban poder entrar en el tribunal de Shanghái, pero la policía les impidió el paso, así como a los periodistas.

Zhang Zhan podía ser condenada con hasta cinco años de prisión.

Oriunda de Shanghái, viajó en febrero a Wuhan, en aquel momento presa de la epidemia, y divulgó en redes sociales reportajes, la mayoría sobre la caótica situación que atravesaban los hospitales.

Según el balance oficial, en la metrópolis de 11 millones de habitantes se registraron cerca de 4.000 fallecidos por covid-19, es decir, casi la totalidad de los 4.634 muertos contabilizados en toda China entre enero y mayo.

La respuesta inicial de China a la epidemia ha sido objeto de críticas, pues Beijing no puso en cuarentena a Wuhan y su región hasta el 23 de enero, pese a que se habían registrado casos desde principios de diciembre de 2019.

Hace prácticamente un año, el 31 de diciembre de 2019, que se comunicó el primer caso a la Organización Mundial de la Salud (OMS).