Los antidisturbios usaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes

Según la Prefectura de Policía, 30 personas fueron detenidas durante una protesta efectuada por los Chalecos Amarillos en la plaza de la Madeleine, esta movilización no estaba permitida por la autoridades.

Los funcionarios policiales habían extremado las precauciones ante la posible presencia de los llamados “black blocs“, grupos de encapuchados que siembran el caos en las manifestaciones.

Esta protesta coincidió con la Jornada del Patrimonio, que abre a los ciudadanos algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Este sábado 21 de septiembre se organizó una nueva marcha en favor del clima, en la que participaron jóvenes y estudiantes, e incluyó paros en algunas empresas.