Los males causados en las instalaciones del metro se generaron por el descontento con respecto a los nuevos precios en la prestación del servicio 

El Ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, tuvo una reunión de varias horas con el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, e invocó la ley de seguridad del Estado, una legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas, como consecuencia de disturbios en Chile por precio del Metro.

El Ministro condenó la violencia que se ha provocado y dijo que lo ocurrido en Chile se trata de “hechos de vandalismo que están ejecutados por grupos organizados”.
Asimismo, la autoridad anunció que se reforzó la presencia de efectivos policiales del cuerpo de Carabineros para proteger el orden público.

“Hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado para quienes resulten culpables de causar daño en el Metro y su funcionamiento. Hemos presentado querellas por Ley de Seguridad del Estado que establece penas muy severas”, dijo Chadwick.

Por su parte, la Ministra de Transporte, Gloria Hutt, dijo que los “graves deterioros” que se han producido en el sistema de Metro impiden su funcionamiento de forma “segura y normal”, por lo que ha habido que suspender las operaciones.

La suspensión se mantendrá hasta que se puedan hacer las reparaciones pertinentes para recuperar el servicio, agregó la ministra, que estimó que esto pueda lograrse la próxima semana, de forma gradual.

Para solucionar la falta de locomoción que produce esta medida, anunció que se ha reforzado la flota de autobuses con 700 unidades que replicarán por carretera las líneas de Metro.