La aeronave tiene un costo estimado de 130 millones de dólares

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planteó la posibilidad de rifar el lujoso avión presidencial que rechazó usar al asumir su mandato, con la venta de seis millones de boletos con un costo de 500 pesos (unos 25 USD) cada uno.

El presidente anunció que los recursos obtenidos por la venta del avión serán destinados a la compra de equipo médico para el sistema de salud público.

La rifa de la aeronave es una de las cinco opciones que el gobierno mexicano contempla, en un intento por vender el avión oficial utilizado por el expresidente Enrique Peña Nieto y que para López Obrador representa un “símbolo de exceso”.

Dijo el jefe de Estado que “estamos hablando de opciones, yo estoy transmitiendo información, la gente va a decidir qué es lo mejor”.

El gobierno mexicano anunció que la aeronave regresará al país tras más de un año resguardado en Estados Unidos para relanzar su venta.

El Boeing Dreamliner 787-8 fue comprado por 218 millones de dólares durante el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012), y entregado bajo su sucesor, Peña Nieto (2012-2018).

“Serían seis millones de números, de cachitos, para que se entienda, a 500 pesos, son 3.000 millones, se le daría al que ganara el avión un servicio de operación de uno o dos años”, dijo López Obrador.

También afirmó que el avión fue ofrecido al gobierno de su homólogo estadounidense Donald Trump como otra de las opciones, con la posibilidad de que el vecino país pague a México con equipo médico.

Dijo que su gobierno recibió una oferta de compra de la aeronave por 125 millones de dólares por parte de una persona en Estados Unidos. Las otras dos opciones serían rentar el avión o venderlo a 12 empresarios mexicanos conjuntamente, incluido el magnate Carlos Slim.

Tras el anuncio de la propuesta, las redes sociales se volcaron en una lluvia de críticas y memes bajo el hashtag #NoEsBroma.