Al menos 31 terroristas han muerto en varias operaciones militares efectuadas en el noreste de Nigeria, donde operan los grupos yihadistas Boko Haram y su escisión, el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP, en inglés), informó hoy el Ejército nigeriano.

El dispositivo antiterrorista se desarrolló desde el 29 de octubre hasta hoy en los estados de Borno y Yobe, precisó el portavoz militar, el general Bernard Onyeuko, en un comunicado emitido en Abuya, capital de Nigeria. 

“En el curso de estas operaciones en el período de dos semanas, 31 terroristas fueron neutralizados y 71 de ellos arrestados”, señaló Onyeuco.

Los arrestados son residentes de un campo de desplazados e incluyen “dos mujeres proveedoras de logística”, una de ellas acompañada de su hijo de 2 años, precisó el portavoz militar.

“También se recuperaron un total de 122 armas. Además, un total de 97 civiles secuestrados fueron rescatados, mientras que un total de 1.186 elementos de Boko Haram y sus familias, incluidos 226 hombres, 406 mujeres y 555 niños, que se rindieron a nuestras tropas en diferentes lugares del estado de Borno”, agregó.

 Más de 35.000 personas han muerto y la cifra de desplazados ronda los dos millones en Nigeria por la campaña sangrienta de Boko Haram, iniciada en 2009 y centrada, sobre todo, en el noreste del país.

El grupo se creó en 2002 en Maiduguri, capital de Borno, y en un principio sólo efectuaba ataques contra la Policía para denunciar el abandono del norte por parte de las autoridades.

En 2009, sin embargo, se radicalizó después de que las fuerzas de seguridad abatieran a su líder espiritual, Mohammed Yusuf, sumiendo en la violencia al noreste del país.

Boko Haram busca imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, nación de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

El futuro de Boko Haram es ahora incierto tras la muerte el pasado mayo de su líder, Abubakar Shekau, confirmada por Abu Musab Al Barnawi, jefe de la escisión rival ISWAP, tras un choque entre ambos grupos yihadistas.

El jefe del Estado Mayor de la Fuerzas Armadas de Nigeria, el general Lucky Irabor, aseguró el pasado octubre que también ha muerto Abu Musab Al Barnawi, sin ofrecer detalles al respecto, al tiempo se sabe muy poco de ese terrorista, incluida su edad y apariencia física.

EFE