Las autoridades aeroportuarias confirmaron que los vuelos no se verán afectados por la protesta 

Bajo la consigna “Time for Hong Kong, time for freedom” (Es el momento de Hong Kong, tiempo de libertad), cientos de personas tomaron el vestíbulo del Aeropuerto Internacional de Hong Kong para reclamar más reformas democráticas y la retirada del proyecto que modificaría la vigente ley de extradición.

Entre otras peticiones de los manifestantes se incluye la celebración de elecciones directas, la disolución de la legislación actual y una investigación acerca de la supuesta brutalidad policial.

Para este sábado 27 de junio, los manifestantes, quienes llevan al menos un mes de protestas en contra de las autoridades de Pekín en ese territorio que se separó hace un par de décadas de la corona británica, planean reunirse en Yuen Long, para continuar las protestas en ese lugar; donde su produjo un ataque policial la semana pasada.