Según el internacionalista Emilio Figueredo “Biden está muy claro en sus prioridades”, ante la crisis pandémica, económica, social y la agenda internacional

Este miércoles Joe Biden asciende al poder y toma su puesto como el presidente numero 46 de los EEUU, pero tiene que enfrentar varios problemas como: Una pandemia furiosa, una crisis económica, un país dividido con profundas heridas causadas por los problemas raciales.

“Lo que es singular para Biden es no tanto que haya una crisis, es la cantidad de crisis que compiten entre sí”, dijo Mary Stuckey, una profesora de Comunicación en la Universidad Penn State a AFP. 

Además de eso quizá la mayor sea la pandemia de COVID-19, que se ha ensañado con Estados Unidos y que se acerca a los 400.000 decesos.

“Tenemos 4.000 estadounidenses que mueren por COVID-19 cada día”, dijo David Farber, un profesor de Historia en la Universidad de Kansas. “Y la distribución federal de la vacuna ha sido un desastre”.

Pero también está uno de los temas que golpeó la llegada de Biden a la Casa Blanca: Los hechos violentos de un ataque al Capitolio de la mano de simpatizantes a la administración de Donald Trump.

Ese ataque dejó una cifra de cinco fallecidos, la renuncia del jefe de la Policía del Capitolio, la ruptura de Nueva York y los negocios con Trump y sumado a todo esto la militarización de Washington DC ante la investidura de Joe Biden como presidente electo. 

“Yo creo que Biden está muy claro en sus prioridades. Buscará un pacto partidista para buscar una solución a la pandemia, ha venido buscando un grupo multidisciplinario para solventar la crisis del coronavirus”, afirmó el embajador Emilio Figueredo a Contrapunto.

En la parte económica, Figueredo recordó que Biden fue vicepresidente en la administración de Barack Obama, la cual se enfrentó a una crisis económica “que pudo ser solventada durante esa administración”.

“Se puede ver que hay espacio para recuperar la economía, incluso Biden ya cuenta con gente para eso. Debido a lo que hizo Obama hasta 2017 Trump pudo aprovechar esa situación y llegó con una economía estable”, aseveró.

El diplomático aseguró que en el aspecto internacional, Biden ya estaría trabajando “antes del 21 de enero”, para recuperar las relaciones con los países europeos y “establecer políticas para evitar que en la región de Centroamérica y Suramérica no existan dictaduras”.

“No vamos a ver una política distinta, sino que va haber más acciones de presión por parte de los aliados de EEUU y no solo una política de Estados Unidos como único país en estás acciones”, detalló.

En ese sentido, reiteró que “las negociaciones de EEUU y el tema Venezuela no va a cambiar”.

Pero la pregunta: ¿La política de EEUU hacía Venezuela pudiera ser de mayor presión con la administración Biden? Figueredo responde: “Claro” y recordó que antes de la elección de Biden como jefe en La Casa Blanca, aseguró a Contrapunto que “la salida a la crisis de Venezuela es absolutamente negociada”, y no con intervenciones militares.

Con respecto a las declaraciones de algunos miembros de la izquierda internacional que afirma que la situación de Venezuela y el cuestionado gobierno de Nicolás Maduro ya no será parte de la agenda geopolítica de EEUU, Figueredo desestimó dichas declaraciones ya que: Son simplemente ganas de provocar dudas y zozobra.

Además de eso, prevé que ante la crisis que tiene EEUU acerca del racismo y los hechos ocurridos en 2020, el presidente Biden “va a lograr sanar ese asunto”.

“Estoy convencido de que Biden logrará avanzar en ese aspecto”, sentenció.