Las autoridades han enviado a 689 personas para apagar el incendio, que se desató alrededor el sábado en un lugar remoto en las montañas a una altitud superior a 3.800 metros

Treinta personas perdieron la vida mientras combatían un incendio forestal en la provincia suroccidental china de Sichuan, informaron este lunes las autoridades.

   Las víctimas son 27 bomberos y tres residentes locales que participaban en las labores de extinción del incendio y desaparecieron el domingo por la tarde después de que un repentino cambio en la dirección del viento provocase que las llamas se avivasen, según el Ministerio de Gestión de Emergencias.

   Las autoridades locales han enviado a 689 personas para apagar el incendio, que se desató alrededor de las 18:00 del sábado en un lugar remoto en las montañas a una altitud superior a 3.800 metros.

   Los bomberos todavía están tratando de contener el fuego. Los trabajos para la identificación de los cuerpos también están en marcha.