Navalni fue trasladado recientemente a un centro médico en Alemania

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió este miércoles una investigación “transparente” acerca del presunto envenenamiento del líder opositor ruso Alexéi Navalni, y aseveró que su país ayudará a que se “haga justicia” en este caso.

Los exámenes realizados a Navalni en el hospital universitario de La Charité, en Berlín, refuerzan la hipótesis de que hubo un envenenamiento, según ese centro médico.

Según los médicos alemanes, los hallazgos clínicos apuntan a una intoxicación con una sustancia inhibidora de colinesterasa.

“El envenenamiento de Alexéi Navalni conmocionó al mundo. El Reino Unido se solidariza con él y su familia. Necesitamos una investigación completa, transparente, sobre lo que ha pasado. Los autores deben rendir cuentas y el Reino Unido se unirá a los esfuerzos internacionales para asegurar que se hace justicia”, expresó Johnson a través de su cuenta en Twitter.