Francia contabilizó dieciocho muertes por coronavirus en las últimas veinticuatro horas, es decir, desde este lunes hasta el miércoles, con lo que la cifra de fallecidos desde el principio de la pandemia asciende a 29.861, informaron este miércoles las autoridades sanitarias.

De ese total, 19.364 personas murieron en hospitales y el resto en residencias de ancianos y centros de dependencia, una cifra que el Gobierno francés actualiza una vez cada siete días y que en la última publicación muestra una caída notable de los fallecimientos en geriátricos en las últimas semanas.

En Francia, 8.336 personas están hospitalizadas con la COVID-19, tras registrarse 106 admisiones en las últimas veinticuatro horas, aunque el volumen de pacientes va a la baja, así como el de ingresados en unidades de cuidados intensivos.

En las últimas veinticuatro horas estaban en cuidados intensivos 582 enfermos, veinte menos que la víspera.

La región parisina junto al Gran Este, Auvernia-Ródano-Alpes y Altos de Francia siguen siendo las zonas más afectadas, con el 74 % de los casos del país.

El Ministerio francés de Sanidad indicó en su comunicado que, la situación en el territorio metropolitano es estable y que las autoridades controlan la aparición de focos mientras se retoma la vida normal en el país, aunque con la recomendación a los ciudadanos de respetar las distancias y las medidas de seguridad.

Desde el final del confinamiento, a principios de mayo, se han detectado 304 focos de contagio, tres de ellos, el último día, y 176 de estos ya han sido desactivados.

Sin embargo, la situación sigue siendo “preocupante” en el territorio ultramarino de Guayana, donde las autoridades tratan aún de frenar la propagación de la epidemia.