El candidato de la Mesa de Unidad Democrática en Barinas afirma que la propuesta que encabeza es “de inclusión” y están dispuestos a recibir el respaldo de “todas las personas de buena voluntad que quieren un cambio para Barinas”.

Dice claramente que la fuerza de los liderazgos no es endosable y sostiene que victoria de Freddy Superlano “es un sentimiento en Barinas” y confía en que se repetirá el fenómeno.

Vía Zoom nos comunicamos con el candidato para tratar de precisar algunas cosas y nos recibió temprano en su casa por la puerta de la tecnología.

-¿Qué le hace pensar que puede ganar estas elecciones?

-El resultado del 21 noviembre. El pueblo de Barinas despertó y de la mano de Freddy Superlano derrotó al régimen y esta victoria fue arrebata. Puedo decir que el sentimiento en la calle que mi encuentro es de participación. La gente nos dice que ahora es cuando hay más ganas de votar, incluso gente que no votó, por quién sabe cuál razón, ahora sí está dispuesta a votar.

Comenta que luego de inhabilitada la esposa de Superlano y el diputado Julio César Reyes se produjo una reunión en la MUD de Barinas y se decidió su candidatura.

“Soy instrumento de la MUD, es decir, un instrumento de la oposición en Barinas, porque hay otras organizaciones políticas que respaldaron otras opciones y ahora están respaldando esta opción unitaria en Barinas”, sostiene Garrido.

-El liderazgo y los votos… ¿son endosables?

-Yo tengo toda mi vida desde los 16 transitando por la política barinesa. He vivido toda mi vida en Barinas y conozco a lo largo y ancho la geografía de mi estado. No hay un barrio, una urbanización o caserío donde no hayamos estado. No es endosar un liderazgo. Somos parte de una generación que viene sembrando su liderazgo y hemos estado siempre. Yo sé que los votos no se endosan, pero acá hay una cosa: El pueblo de Barinas salió y voto y escogió su gobernador y al ver que se lo arrebataron tiene más ganas de votar.