Kenneth Ramírez: Venezuela baja de peso en la agenda de EEUU pero no desaparece

José Gregorio Yépez

El internacionalista analiza los eventos del Capitolio y su influencia sobre la política estadounidense, venezolana y global. Señala que “el esquema del Gobierno interino estaría agotado y se avanzaría hacia una salida negociada privilegiándola sobre el respaldo a un único factor político”

Lo sucedido en la sede del Congreso de los Estados Unidos obliga a hacer una mirada amplia sobre sus consecuencias y para ello desde Contrapunto.com llamamos al presidente del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri) Kenneth Ramírez.

El analista señala que estos eventos agreden a todos los demócratas del mundo y sorprende que suceda en los Estados Unidos.

“Eso lo esperamos de regímenes autoritarios y populistas que arengan acciones de sedición”, señaló.

Sin mirarse el ombligo

Evadiendo la tentación de ser “venezolanocentrista” abordó el tema de la implicaciones en la política venezolana de estas acciones.

Ramírez sostiene que el nuevo presidente estadounidense debe “exigirse para despolarizar la política” en su país que tienen en estos eventos una de sus consecuencias.

Señala que es importante tener muy clara la existencia de unos temas de mucho peso en la agenda de la Casa Blanca como los son el tratamiento de la crisis con la pandemia que generado la COVID-19 en territorio estadounidense.

“Está el tema de las vacunas y los 200.000 muertos que ha causado el coronavirus”, señala el analista quien destaca también que está el tema racial sobre el cual se debe trabajar para reparar los daños que ha sufrido la sociedad estadounidense.

Por otra parte estarán las crisis en la relaciones con China e Irán que tiene la EEUU y asimismo una recomposición de las relaciones con la Unión Europea que a ojos vista se perciben ensombrecidas por las actitudes de Donald Trump en lo que fue su gestión.

“Venezuela está en cargada en la agenda pero hay otro elementos: Irán y el pacto nuclear, Cuba en la región, las relaciones con China pasarán a un estado de contención y cooperación más matizada”, sostiene.

Sin embargo acota que Anthony Blinken, el nuevo Secretario de Estado conoce el tema venezolano y aunque la prioridad será la agenda doméstica, el caso venezolano ocupará un lugar.

“Joe Biden se apalancará  en mejores relaciones con la Unión Europea, en países latinoamericanos del grupo de Lima y el deshielo con Cuba para abordar el caso venezolano eso ya ha trascendido por sus asesores. También se dice que el esquema del Gobierno interino estaría agotado y se avanzaría hacia una salida negociada privilegiándola sobre el respaldo a un único factor político”, asegura Ramírez.

Otro tema que mantendrá ocupado a Biden será Donald Trump.

“Él tiene el perfil idóneo para reparar heridas y contener a Donald Trump que tratará de mantener y construir un movimiento que aspira retornar a la Casa Blanca y juega en un área gris. Juega a ser un francotirador, debilitado porque no se logró la mayoría en el Senado, pero es un actor”.

-La presencia de Trump le ha hecho daño a los republicanos y el establishment del partido no deben estar contentos de apuntalar sus aventuras o propuestas. Trump puede irrumpir entre republicanos y demócratas como una nueva opción.

-El tercer lado se ha ensayado antes en los Estados Unidos y no ha dado resultados. Sin embargo Trump parte de una base electoral importante con la segunda mayor votación de la historia de Estados Unidos 70 millones de votos, solo después de la Biden. Ha conectado con un movimiento de base que se considera afectada por la crisis económica. Si lo logra está por verse.

-Además es un hombre poderoso. No es solo un político estadounidense. Es un jugador global

-Tiene recursos económicos porque es un multimillonario que se dice que adquiere medios alternativos de la ultra derecha en Estados y construyendo una narrativa que permeado al exterior. En Venezuela hemos visto que se ha creado un clivaje y conceptos de esos movimientos.

Finalmente indicó que muchos de los jugadores de la geopolítica esperan por la posición de Biden frente al caso venezolano después de que asuma la presidencia. “Están a la expectativa”, sostuvo.

Acá nuestra conversación completa con Kenneth Ramírez