El secretario de organización de Opina considera que el país se encuentra en la misma situación de 1998. Pero sostiene que la sociedad “no está buscando un vengador, sino un político que construya el escenario idóneo para que en Venezuela se pueda generar riqueza y que se ponga al ser humano en primer lugar”

El rostro más conocido del partido Opina es una escoba, acompañada por el lema “bárrelos” que exclamaba con mucho énfasis el analista y fundador Jorge Olavarría. Irwing Ríos, coordinador de organización, dice que hoy día también “barreríamos con todo”. Es decir, “la vieja forma de hacer política, lo subjetivo que puede ser tomar decisiones para tratar de convencer al electorado de generar los cambios necesarios en el país. Son muchas cosas”.

Ríos recuerda que Opina tiene “59 años de tradición”, pero siempre luchó “contra la partidocracia, siempre se plantó cuando empezaron a existir abusos y siempre advirtió sobre los riesgos que podían ocurrir en Venezuela si seguíamos tomando el camino que se estaba empezando a desarrollar”.

Olavarría fue, a su juicio, “un profeta”, porque lo que sucede en el país “lo denunció en el Congreso” en su momento. Al volver al “bárrelos”, Ríos aclara que es algo metafórico. “En Venezuela hay que ganarse el poder voto a voto, hay que convencer a los ciudadanos, hay que desarrollar fórmulas que permitan demostrar que efectivamente podemos tener una república distinta, y que tener esa república distinta no significa esperar tanto tiempo, porque la vida es corta”.

-¿Eso significa el revocatorio?

-El revocatorio, para mí, es mi posición personal porque todavía no lo hemos discutido en el seno del partido… Mi postura personal es que no.

-¿Por qué?

-Porque es un procedimiento que no tiene un funcionamiento rígido y tiene mucho que ver con la interpretación de quienes administren los distintos poderes en el país. Tenemos que recordar que hay políticos que decidieron no participar en 2005, y esos mismos políticos decidieron no participar en 2020. Eso significó que le entregaron la casa donde se discute el funcionamiento de la república a una sola visión política. Debemos recordar también que desde la AN se eligen poderes derivados. En teoría, existe división de poderes, pero en la práctica es distinto. Si tenemos afinidad ideológica

-¿No ve viable el revocatorio porque no hay separación de poderes?

-En teoría existe, en la práctica es distinto.

-¿Pero por qué no sería viable el revocatorio?

-Porque si tú y yo compartimos una visión de gobierno, y esa visión también significa compartir los atropellos porque eso me genera un beneficio individual o grupal de partido, entonces voy a hacer lo que tengamos que hacer para mantener y proteger la obra.

-Usted no cree que se materialice.

-Porque no existe un funcionamiento rígido que establezca un ABC del comportamiento de los actores políticos.

-¿Qué salida ve? ¿Las presidenciales?

-Creo que las presidenciales son el momento de poder cambiar el país. 2024. Tenemos que recordar que Venezuela es un país presidencialista. Hay muchas competencias por parte del Presidente que efectivamente nos pueden llevar a un cambio administrativo, dar un ejemplo y traer una agenda legislativa. Por eso hacemos mucho énfasis en que no solamente debemos tener el plan administrativo para presentarlo a los ciudadanos para que voten por nosotros, sino también el plan legislativo.

Ríos afirma que es difícil mejorar la situación económica de la población: “Si los que están en el poder buscan la dominación del ciudadano a través de sus finanzas, y hacen que los ciudadanos tengan que depender de ellos a través de unas políticas sociales en teoría (como una bolsa CLAP, subsidios), entonces, ¿el fomento de la pobreza es una política de Estado?”.

-¿Usted qué piensa?

-Totalmente.

-¿Cómo se corrige?

-Con políticas económicas que desinflen la economía.

-¿Las puede ejecutar Nicolás Maduro y su gobierno?

-No, porque el interés de ellos es justamente mantener la república como está en este momento.

Si “el gobierno se comporta de una manera, la oposición radical se comporta de la misma forma, porque han demostrado que en el ejercicio son igual, entonces me voy del país”, expresa.

-¿Qué le ofrecería en este momento al país?

-Un cambio de gobierno, pero tenemos que esperar los lapsos que establece la Constitución: 2024, plan de gobierno, algo que sea argumentado. Construir un escenario político, económico y social totalmente distinto.

-¿Cómo se define el candidato presidencial?

-Estoy convencido de que un candidato presidencial correcto para el país tiene que saber de economía, tiene que tener clara la visión política. En Opina creemos en los derechos inherentes al ser humano, creemos en el libre albedrío. Por eso nuestra propuesta en materia económica está basada en desarrollar las fórmulas para que todos generemos las riquezas necesarias para que usted pueda tomar sus propios decisiones. Los liberales creemos en los proyectos de vida y en el respeto de esos proyectos de vida de manera irrestricta.

-¿Cómo elegir al candidato presidencial?

-Nos han querido vender una falsa realidad política en el país. Nos han tratado de vender el formar parte de una unidad como un chantaje político, y hoy por hoy en el país se ha demostrado que 17% de la población votó a favor del Gran Polo Patriótico, el 10% a favor de la MUD y 7% por la Alianza Democrática. Eso significa que allí no está representado el padrón electoral completo. Podríamos decir que 87% de la población adversa a Nicolás Maduro, 90% adversa a la MUD y 93% adversa a la Alianza Democrática. Eso significa que el venezolano no ha logrado conseguir la oferta política que lo logre cohesionar. ¿En torno a qué? En torno a un escenario que pueda ver, palpable, de que no va a volver a vivir el desastre que hemos vivido de república en los últimos 62 años.

-¿Qué ofrece Opina al venezolano descontento con todos?

-Tenemos un plan, lo seguimos desarrollando. Tenemos un equipo de primer nivel, en todas las áreas, que está trabajando para presentarle al país una solución. Pero una solución basada en criterios filosóficos totalmente distintos. En este tiempo nos va a tocar armarnos de paciencia, armarnos de valor, escuchar. La situación va a ser más complicada.

Para las elecciones en Barinas “consideramos que la persona adecuada para asumir esa situación es Sergio Garrido”.

-El candidato de la MUD.

-En este caso sería el candidato de los barineses. En México se dieron una serie de negociaciones, y esas negociaciones no fueron transparentes. ¿Por qué permitieron a inhabilitados postularse? ¿Qué acuerdos lograron allí? ¿Cuáles fueron esas concesiones? Hay que empezar a ser transparente con la sociedad. Si efectivamente queremos generar cambios en Venezuela es necesario que, de ahora en adelante, establezcamos acuerdos políticos de convivencia y entendamos que no podemos negociar algo que no le pertenece a un grupo como tal. La república es de todos.

-¿Opina le da un cheque en blanco a Garrido? ¿Qué expectativas tiene?

-La verdad es que Garrido no era nuestro candidato, no ha hecho vida política en el partido, sino que nosotros consideramos que la persona adecuada, bajo el marco legal, es él. Ha hecho vida en el estado, fue electo diputado por el estado y considero que los barineses son los que definitivamente tienen que tomar esa decisión. Nosotros creemos en el sistema republicano y en el sistema federalista; no creemos en la imposición de los criterios centralizados. Tenemos que dejar también que las gobernaciones, las entidades político-territoriales puedan irse desarrollando poco a poco, porque no podemos pretender que desde la visión centrista se tomen decisiones sobre el territorio nacional.

-¿Murió la Alianza Democrática?

-No creo que haya muerto. Creo que va a reinar la sensatez.

-¿La de quienes?

-La de todos los venezolanos, y sobre todo, los de la clase política. Nosotros no podemos tratar de convertir a Barinas en un escenario de guerra política. Si pretendes administrar una entidad político-territorial es justamente para generar ese grado de bienestar a sus ciudadanos.

-No murió la Alianza Democrática, pero ¿no quedó golpeada?

-Quedó golpeado el Gran Polo Patriótico, quedó golpeada la MUD, que no es un partido político.

-¿Terminó México como escenario?

-Es difícil. Darte una respuesta es tratar de ser un adivino, y no lo puedo hacer. El escenario va a dictar una nueva dinámica de funcionamiento en el escenario político. Creo que, hoy por hoy, estamos en el mismo escenario de 1998.

-¿Por qué?

-Porque los partidos políticos no terminan de convencer a la gente. Hay un 60% de la población que dijo “no me siento convocado por ninguna de las ofertas electorales”, los políticos no terminamos de asumir que no hemos tenido la capacidad de incentivar ese 60% de la población. 74% de la abstención es de los 40 años hacia abajo. Algo está sucediendo que las generaciones de relevo no se sienten motivadas a participar.

-¿Un escenario como el de 1998 nos pone a las puertas de un outsider?

-Estoy totalmente convencido de eso. Pero creo que, dentro de todo, también la sociedad venezolana aprendió. Ya hoy día no está buscando un vengador, sino un político que construya el escenario idóneo para que en Venezuela se pueda generar riqueza y que se ponga al ser humano en primer lugar. Cuando empezamos a desarrollar las políticas económicas correctas, y el ciudadano empiece a generar sus propias riquezas, empieza realmente la autonomía e independencia del ser humano.

-¿No va a ocurrir en lo inmediato?

-No pueden. Los que administran la república y los que pretenden administrar la república en sus polos radicales tienen la misma visión política.

-¿Qué le diría usted a Nicolás Maduro? Hay gente que le dice que renuncie.

-No le puedo pedir que renuncie a una persona que se ganó su espacio de manera legítima, bajo las condiciones que sean.

-¿Qué le plantearía?

-Yo le plantearía a él que definitivamente debemos empezar a tomar las decisiones correctas para revertir una política de pobreza. Estamos hablando de vidas, de sueños de generaciones de relevo. Como decía Martí: Cuando los pueblos emigran sus gobernantes sobran. Creo que tenemos que ir a un proceso de discusión política. Tienen que permitirle a las generaciones de relevo, a quienes aspiramos a administrar el poder, que nos dejen pagar una deuda social que nosotros no construimos. Que nos dejen pagarla en paz. Durante 62 años se robaron el presente de las generaciones, el futuro, la seguridad social de los ciudadanos que cotizaron durante 33 años; acabaron con sus pensiones, acabaron con sus sueños. Acabaron con la ambición de muchas personas.

-¿Cómo se reorganizan los sectores que adversan a Maduro?

-Sabemos que en algún momento nos va a tocar sentarnos nuevamente en una mesa, discutir, establecer parámetros.

-¿Quiénes?

-Todos los factores políticos.

-¿Se refiere a todos los sectores?

-Si soy demócrata y creo en la política y en la democracia, en el debate de las ideas, ¿cómo hago para asociarme con algunas personas que, en algún momento, vieron pertinente segarle la vida a otros venezolanos para lograr sus objetivos? El fin no puede justificar los medios. No puede justificar los medios el fin, porque estamos hablando de vidas. ¿Cómo hacemos nosotros para apoyar a venezolanos que incurrieron en corrupción?

-Hay gente con quien usted no se sentaría. ¿Cómo se ponen de acuerdo?

-Tienen que empezar a establecerse acuerdos desde el punto de vista de la evolución ética y la evolución moral. Si alguien desvió fondos para constituir un partido político, y años después se ve que nuevamente están desviando fondos de otra empresa estatal que está en manos de ese grupo de oposición, y demuestran que ese es su accionar, no van a cambiar la forma. Quienes han buscado la violencia para llegar al poder en el momento en que se tengan que mantener van a utilizar la violencia.

-¿Con quién se sentaría Opina?

-Con los demócratas, con los ciudadanos. En el caso de Irwing Ríos, nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. Nosotros estamos planteando una evolución moral, una evolución ética. Nuestros programas de gobierno, nuestros programas políticos son justamente desmontar lo que logró subordinar las instituciones y la república a los intereses partidistas y los intereses de las élites. Esa es una realidad. Creemos que una república debe ser de todos. Ciudadanos que trabajen, que generen su riqueza, que puedan materializar sus sueños. Y que no venga alguien a decir “esto es estratégico, ahora se hace esto desde el Estado todopoderoso”. Nosotros estamos entrampados en una sociedad que no termina de evolucionar por los choques y los conflictos políticos que generan grandes dividendos a los grupos radicales de este país en un subdesarrollo total, y mira lo que está pasando en el resto del mundo: hay una carrera hacia el espacio de la empresa privada, hay desarrollos evolutivos como lo que está haciendo Mark Zuckerberg. Hay una evolución completa en el mundo y nosotros estamos dejando a nuestras generaciones de relevo por fuera.

-¿Tiene escoba en su casa?

-Yo tengo escoba en la casa. Invitaría a los venezolanos. Hay un famoso dicho: tienes que poner la escoba en la puerta, al revés, cuando quieres que una mala visita se vaya. Creo que deberíamos hacer ese ejercicio.

-¿A quién le ponemos la escoba al revés?

-A todos los políticos malos, a todo aquel ha manchado la república de sangre, a todo aquel que ha manchado la república de corrupción. Les digo de corazón: “Déjennos a nosotros, como generación de relevo, tratar de pagar una deuda social que nosotros no generamos. Estamos dispuestos a asumir ese compromiso, pero por favor, déjennos en paz. No nos ha tocado fácil como ciudadanos. Sabemos el gran rechazo que tienen los polos radicales, y quieren obligarnos a formar parte de eso, sea por un chantaje moral o porque se confabularon en algunas instituciones y pretendan que no exista oferta. ¿Cómo es al libertad? Deja que el ser humano escoja.