En Venezuela se han registrado 228 feminicidios en 2020, unos cinco por semana, cifras que denunciaron activistas contra de la mujer en nuestro país

Este jueves la poeta y periodista Indira Carpio, afirmó en una entrevista a Contrapunto que en Venezuela no hay un Estado que garantice la justicia de la mujer, violentada y además no existe ninguna política que sea efectiva ante la prevención de femicidio. 

En Venezuela se han registrado 228 feminicidios en 2020, unos cinco por semana, cifras que denunciaron activistas contra de la mujer en nuestro país. 

Esto implica que sería un femicidio cada dos días. La cifra representa un 36,52% más que los 167 contabilizados en 2019, según el monitoreo de casos reportados en prensa.

Carpio aseguró que “ningún sector político de Venezuela se preocupa por los derechos de la mujer, ya que: La crisis económica, las secuelas de la pandemia, trasladan la discusión a otras esferas. 

“Los agresores conviven generalmente con las agredidas, el confinamiento agrava la vulnerabilidad de la mujer frente al macho. Las casas de abrigo se han reducido casi hasta desaparecer. Las redes de apoyo se evaporan cuando se obliga el distanciamiento físico y social”, dijo.

En ese sentido, se le preguntó por la Asamblea que fue electa en una elecciones cuestionadas entre en discusión leyes que defiendan a la mujer, a lo que respondió que todo parece indicar que el estado de las cosas en Venezuela no mejora con el tiempo, sino que se envilece. 

“Quiero creer que sí, que cambiará la situación legal de algunos derechos negados a las mujeres en el país, pero casi nada me da esperanza. La inclusión de la comunidad sexo género diversa podría representar un avance, pero la otra asamblea contó con una representante de esta comunidad y tampoco hizo nada. La diatriba política se lleva por el medio lo importante, porque se cree que hay otras urgencias, el debate por el poder político y económico, quién se queda con la tierra (y con ella minerales y agua), lo que parece una cuestión pasada”, aseveró. 

La escritora sentenció con que “no ve probable la legalización del aborto en Venezuela”, como ocurrió en Argentina el 30 de diciembre. 

“Ante la evangelización del Estado es poco probable tan siquiera que se discuta. También es verdad que no será de arriba hacia abajo que nos “regalen” nuestros derechos, debe ponerse en la calle esta discusión tal cual se hace en Argentina en este momento, por ejemplo”, respondió.