“Estamos preparando la estructura de cada uno de los partidos para que no nos agarre el catarro sin pañuelo, pero sabemos que el tiempo no es fácil, porque de repente el régimen está pensando en que, con los partidos que ya dijeron que van, es suficiente para continuar en su avance totalitario. No es sencillo, pero todas las diligencias hay que hacerlas”, señala el dirigente de Un Nuevo Tiempo y parlamentario de la AN de 2015

Si en la política venezolana la palabra irreductible tiene un rostro, ese podría ser el de Guillermo Palacios. Diputado de la Asamblea Nacional (AN) de 2015, Palacios se mantiene activo en la Comisión Delegada y considera que el Parlamento de 2020 es usurpador; el mismo término lo aplica para el mandatario Nicolás Maduro.

Cualquier conversación con un dirigente político pasa, en este momento, por la participación o no en las elecciones del 21 de noviembre. Palacios, legislador de Un Nuevo Tiempo (UNT), considera que “quienes están aliados con el régimen tienen una posición de ir al proceso electoral con o sin condiciones. No les interesa, no les importa, ya las experiencias anteriores lo han demostrado”.

En entrevista con contrapunto.com realizada en Barquisimeto, el dirigente retrocede a 2018, cuando Henri Falcón fue candidato a la Presidencia de la República “a sabiendas de que no iba a poder competir porque las condiciones electorales y las condiciones del país no lo favorecían. Sin embargo, fue a ese proceso electoral, denunció en la noche del 20 de mayo que le habían hecho trampa, y con todo y eso ni lo denunció en la fiscalía ni fue a los organismos competentes; solamente hizo un intento por allá para que no dijeran que no había hecho nada”.

Posteriormente, Falcón se sumó “a las elecciones de concejales y alcaldes, y a las parlamentarias, sin ningún tipo de reparo. Lo que quiere decir que ese sector no se puede considerar de oposición; es un sector que está ligado al régimen y que es colaboracionista del régimen, por distintas razones”.

El otro bloque opositor, contrasta, está trabajando “con el propósito de lograr que haya un acuerdo que permita obtener, no solamente condiciones, sino garantías para el ejercicio” del poder, “y con una ruta que prevea elecciones presidenciales, porque se trata de dar la posibilidad de que se pueda ir a un proceso electoral”.

-¿Cómo se materializa eso?

-Ese es el planteamiento que se ha hecho con el acuerdo de salvación nacional, y se está trabajando en una negociación de carácter nacional e internacional.  En los próximos días debe estarse instalando en México esta plataforma, con el propósito de avanzar.

-¿Qué se va a instalar en México?

-La plataforma con representantes de las distintas organizaciones políticas que van a estar en esa discusión.

-¿Con la administración de Maduro?

-Con la Unión Europea, con los países del Grupo de Lima, que será un poco más reducido, pero hay países de Latinoamérica que están apoyando.

-¿Sería otro espacio de negociación?

-Claro. En el acuerdo de salvación nacional está previsto que es con el régimen. Para que haya un acuerdo tiene que ser entre dos.

-¿Está metida Noruega?

-Noruega está incorporada en algunos temas, sobre todo lo que tiene que ver con las condiciones electorales, las garantías. Es bien importante, porque si no se obtiene nada de eso es imposible concurrir a un proceso electoral.

-¿Estamos a tiempo de que vayan a las regionales?

-No es fácil, porque los tiempos no pudieran dar. Estamos preparando la estructura de cada uno de los partidos para que no nos agarre el catarro sin pañuelo, pero sabemos que el tiempo no es fácil, porque de repente el régimen está pensando en que, con los partidos que ya dijeron que van, es suficiente para continuar en su avance totalitario. No es sencillo, pero todas las diligencias hay que hacerlas.

-¿Están preparando para un eventual escenario electoral si se lograra avanzar en la negociación?

-Claro. Con todo eso. Pero es una ruta. Hay que construir una ruta.

-¿Quiénes defienden el acuerdo de salvación nacional qué ofrecen?

-Hay que construir una ruta que permita otear que vamos a ir a un proceso electoral presidencial y parlamentario.

-Presidencial será en 2024. Es lo único seguro.

-Nosotros creemos que hay que avanzar antes de 2024, y de eso se trata. ¿Cuál es el respaldo de eso? El régimen está interesado, lo ha dicho el usurpador Nicolás Maduro, en que les quiten las medidas que ha tomado la UE y Estados Unidos. Eso está allí reforzando ese proceso.

-¿La participación en este proceso electoral dependería de lo que pase en México?

-Claro. De lo que pueda ser el resultado de ese acuerdo de salvación nacional. Eso va a ser fundamental, porque de alguna manera, si no hay una ruta que le permita saber a la gente que tiene posibilidad de ir a un escenario distinto de elecciones regionales que no resuelven la crisis del país, porque una gobernación o una alcaldía no resuelven los problemas del país.

-Pero ayudan.

-Yo pongo un ejemplo. ¿Cuántas gobernaciones tiene el régimen? ¿20? ¿Cuántas alcaldías? ¿300? ¿Y qué han resuelto? Nada, sencillamente han profundizado los problemas. Una elección en esas condiciones terminaría de profundizar la crisis que hay en el país, porque no va a haber oportunidad de resolver los problemas.

-Políticamente parece que se están quedando solos en ese planteamiento. Que la UE envíe una delegación es una señal.

-Además es importante la señal. Que venga la Unión Europea para que se dé cuenta, exactamente, de cuáles son las condiciones que hay aquí desde el punto de vista electoral, con un cronograma que no se ha cumplido. Nosotros tenemos serias dudas con lo que tiene que ver con el Registro Electoral.

-¿Cuáles son las dudas?

-El Registro Electoral ha sido construido por una empresa que se llama Exclé S.A. No es ni siquiera Smartmatic. A nosotros nos alumbraron con Smarmatic, pero era Exclé S.A. Es la que ha estado levantando el proceso biométrico en el propio gobierno, los bancos del sector público. El que dirigió el proceso del carnet de la patria es la empresa Exclé.

-Pero hay dos rectores de la oposición.

-Pero son dos. Con tres es suficiente para tener mayoría  en el CNE.

-¿Ustedes no están haciendo nada por ese registro?

-La inscripción es un derecho. Eso no quiere decir que van a concurrir al proceso. Lo que tiene que ver con la composición del CNE no cambia las cosas. Tres es más que dos.

-¿Qué esperaría usted que pasara con la misión de la UE?

-Que revise en profundidad todo lo que tiene que ver con el tema electoral, las condiciones del país que influyen en eso, con el propósito de que tengan claridad.

-¿Si la UE dice que es bueno que vayan?

-ES una opinión. La sopesaríamos. Es respetable, pero todavía faltaría mucho más que solamente una opinión. Nosotros hemos estado adelantando la posibilidad de que haya ese acuerdo nacional e internacional alrededor de un proceso que no son elecciones regionales y municipales nada más. Va mucho más allá de eso.

-¿Cuándo deberían ser las presidenciales?

-Para el próximo año. Un adelanto. Y parlamentarias.

-¿No se están quedando solos porque hay factores internos que parece que están cuadrando?

-No. El hecho de que el régimen haya habilitado tarjetas… Ahí está la de la MUD. También la habilitaron.

Esta entrevista se hizo el domingo 4 de julio en Barquisimeto. El 5 de hicieron actividades en todo el país para apoyar el acuerdo de salvación nacional. “Todos los partidos han estado participando en esas actividades. Todos los elementos que puedan contribuir a decidir sobre la participación o no en el proceso están jugando”, señaló Palacios, y recordó la inhabilitación de más de 20 dirigentes. “Para el régimen no es suficiente con las organizaciones colaboracionistas, porque se dieron cuenta de que la participación que tienen es muy pequeña; tanto, que en la AN lo que lograron tener son 20 diputados”.

Al comentar sobre los recorridos que realizan dirigentes de Acción Democrática como Carlos Prosperi, indicó que es lógico que haya campañas para mantener a la población motivada, porque “si no dices nada en el momento oportuno te vas a quedar sin un mensaje”. Por eso, agrega, “estamos activando”.

-¿Para qué?

-Porque hay que visibilizar, mantener visibilizados los problemas que hay en el país. Hay que mantener visibilizados los problemas tanto nacional como internacionalmente, porque aquí hay una crisis y hay que darle espacio, y ese espacio se lo tenemos que dar nosotros con la gente. Aquí el problema de la COVID ha arropado, y el esfuerzo que hemos estado haciendo ha sido muy superior al de otros países para mantenernos activados.

Guillermo Palacios recuerda problemas como la escasez de combustible y lo que eso ha dificultado mantener el contacto con la gente. Habla de los apagones. “La crisis de agua es patética”, describe. “Hay que mantener activada a la gente por cualquier mecanismo de lucha que nos permita avanzar en ese proceso”.