¿Cómo convivir con la muerte en tiempos de pandemia?

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

En medio de la contingencia y adversidades que nos llevan a un contexto tan complicado como el actual, los días se hacen mucho más difíciles de sobrellevar, las dudas no encuentran siempre una respuesta y la desesperación se apodera de nosotros

En estos tiempos en donde la humanidad continúa azotada por la que quizás sea la pandemia más fuerte en la historia, son muchas las interrogantes que nos surgen desde el momento en que vivimos la muerte tan cercana a nosotros, los mensajes solicitando ayuda y en Venezuela envueltos por una crisis que hace aún más complicada la situación.

Una de las interrogantes para buscar la calma, algo complicado en estos días, es ¿Cómo convivir con la muerte en tiempos de pandemia? y ¿Cómo vivir en Venezuela y no morir en el intento? No tenemos una respuesta certera ante estas interrogantes, por esta razón conversamos en Contrapunto con Berena Benítez, psicóloga egresada de la Universidad Metropolitana, quién nos orientó con algunas herramientas ante tan desagradable situación.

La situación en Venezuela

“Me parece que la intersección entre estos temas, puede estar en ¿Cómo lidiar con la pandemia por COVID-19 en el contexto de crisis humanitaria compleja en Venezuela?”, destacó Benítez.

De igual manera, considera fundamental preguntarnos ¿Qué podemos aprender ahorita de esta experiencia en cuanto a nuestra relación con la muerte?

En estos tiempos, la reflexión es entender que la vida no puede existir sin la muerte: “Vemos cómo en la naturaleza, si el grano de trigo no muere en la tierra es imposible que nazca un fruto, y este punto, me gustaría retomarlo más adelante”.

“Pienso en como a lo largo de la historia la muerte ha tenido un lugar importante. Es natural, hace parte del ciclo de la vida, pues implica el fin de una persona en este mundo, es algo que todos sin excepción afrontamos y con lo que estaremos en contacto a lo largo de la vida por la pérdida de seres queridos”, subrayó.

Ahora bien, para el contexto venezolano se hace más profunda la interrogante y nos surgen más preguntas ¿Cómo lidiar con un contexto de pandemia en la realidad de Venezuela? ¿Cómo hacer para seguir adelante en medio de una situación dónde la muerte es el pan de cada día, dónde a diario recibimos o vemos en nuestros estados de WhatsApp y redes sociales, solicitudes de ayuda o condolencias a seres queridos que perdieron la vida por el COVID-19?

Todos nos vemos afectados

Ante este escenario, es imposible no sentirse afectado de alguna manera, ya sea porque tenemos un familiar con el virus, porque alguien significativo está grave de salud o por las complicaciones propias de un país en emergencia humanitaria compleja y, en este es un punto muy importante reconocer que la situación nos afecta, en mayor o menor medida a todos.

A su juicio, otro aspecto importante, es comprender que “la muerte remite a una pérdida, ya sea real o simbólica. La pérdida más significativa es la muerte”.

Freud, el padre del psicoanálisis, refirió que el duelo es ”la reacción frente a la pérdida de una persona amada o de una abstracción que haga sus veces, como la patria, la libertad, un ideal, etc.”

Por esta razón, Benítez nos explica que es necesario preguntarnos ¿cuáles son las pérdidas que he tenido? “Hoy estamos hablando de la pandemia en el contexto de Venezuela, pero es clave preguntarnos cuáles han sido mis pérdidas antes y durante la pandemia, y cuáles merecen la prioridad de mí atención, es decir, ¿qué tengo qué atender en mí? para favorecer la elaboración de mi proceso de duelo. Creo que las recomendaciones abarcan otro espacio”.

Identificar las pérdidas

Retomando el tema de las pérdidas y qué significado tienen para nosotros, nos explica que es fundamental identificarlas, algunas han sido: “la pérdida de familiares por COVID u otras complicaciones médicas, la migración de familiares antes y durante la pandemia, la pérdida de rutas laborales, sociales y recreativas, divorcios, etc”. Ante esta realidad, es importante tener claro que debemos recordar que para cada uno hay una vivencia particular.

“Vinculado a lo anterior, responder individualmente ¿qué he perdido?, ¿qué perdí con ese ser querido que falleció?, por ejemplo, abre la puerta a la tramitación de las emociones, su elaboración y posterior, saldo de significado o sentido a ese duelo”.

Recomendaciones

En este contexto y entendiendo que todas las dimensiones de la persona quedan afectadas por la pérdida de un ser querido, algunas recomendaciones en lo físico, emocional, mental y espiritual que nos enumera la psicóloga son:

  • Autocuidado.
  • Realizar chequeos médicos.
  • Evitar consumo de alcohol y drogas.
  • Comer saludable y en horarios habituales.
  • Implementar hábitos saludables de sueño.
  • Reducir el consumo de noticias en redes sociales.
  • Hablar, escribir, transformar el pensamiento en palabras.
  • Hacer listas de tareas. Usar recordatorios del celular o apoyarse en otras personas.
  • Guardar algunos objetos especiales que le permitan reconectarse con el ser querido cuando lo necesite.
  • Evitar tomar decisiones importantes.
  • Aprender a realizar las tareas que surgen tras la ausencia del ser querido.
  • Realizar actividades que motiven y ayuden a enfocarse en el aquí y el ahora.
  • Hacer planes para el futuro.
  • Apegarse más a aquello que aún tiene valor.
  • Apreciar lo trascendente de lo cotidiano.
  • La Fe.
  • Hacer ritos espirituales, de acuerdo al sistema de creencias y cultura.
  • Desarrollar un sentido de comunión con todo.
  • Aprender a perdonar.
  • Seguir amando.
  • Búsqueda de sentido.

Metáfora del “Grano de Trigo”

Para tener claridad en el tema del sentido ala vida, Berena retoma la metáfora del grano de trigo que muere en la tierra para volver a nacer: “Ya que el duelo, nos convoca al desafío de revisar nuestras creencias, suposiciones, los ladrillos que sustentan nuestra vida, recuperar la sensación de “ser”, y de transformar la experiencia en desarrollo personal”.

Asegura que el duelo es subjetivo y, siempre será importante la búsqueda de apoyo especializado en el caso que se requiera.

Conclusión

Para la psicóloga, es fundamental aceptar que ésta es nuestra realidad hoy: “No se trata de acostumbrarnos, ni de acondicionar la precariedad en que vivimos en Venezuela, sino de entender que es transitoria, y para lidiar con ello, es importante posicionarnos de una manera menos sufriente con los recursos personales y de nuestro contexto, buscando espacios de oxígeno emocional”.

Asimismo, destaca la necesidad de fortalecer los vínculos con seres queridos, hacer actividades que nos conecten con lo positivo, iniciar un proceso de terapia, etc.

  • La muerte y todos los otros tipos de pérdidas son parte de la vida, hay que aprender a lidiar con ellas y tomar lo que mejor podemos para seguir adelante más fortalecidos.
  • La pérdida no es fácil, pero existen muchas maneras de cuidarse y de sanar ante una pérdida.

Pueden contactar a Berena Benítez a través de su cuenta en Instagram @laclinicahoy o por su número personal 04141516950