Tradicionalmente los cristianos no comen carne este día, pero ¿a qué se debe esa práctica?

Aunque en la Biblia no existe ningún texto que indique que está prohibido comer carne en la Semana Santa, la Iglesia católica invita a sus seguidores a hacer sacrificio en este tiempo como señal de luto por la pasión y muerte de Jesús.

La carne roja puede representar el cuerpo de Cristo cruxificado.

Los creyentes reemplazan la carne roja por el pescado basándose en algunas lecturas de la Biblia como en el Evangelio de Lucas, recuerda el portal web Perú 21. Incluso se recuerda cuando Jesús multiplica los panes y el pescado.

Este ritual quedó contemplado en el Código de Derecho Canónico de 1983, que establece: “Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo”.