Recorriendo Mucuchies para difundir la actividad turística en todo la región

A propósito de una visita a la zona del Páramo merideño municipio Rangel, con el acompañamiento de ASOPRESTUR y el Grupo Gente del Turismo, se realizó un Site Inspection a diversos prestadores de servicios turísticos, en donde se desarrolla una gran cantidad de actividad comercial desde posadas, hoteles, restaurantes y cafés.

Una actividad en la que se visitaron a 16 prestadores de servicios turísticos, los cuales con su sapiencia, optimismo y trabajo constante, han logrado hacer de estos lugares el principal atractivo para propios y visitantes.

Destacando entre ellos Posada El Baquiano, Grupo Artesanal Mucuchies, Bocados Nhyhevi, Posada Maria Laura, Posada Los Sueños de Isabella, Posada Luminarias, Café Cloromiro, Posada Pie Grande, Posada Leydimar, Restaurant Piedras Blancas, Refugio Mifafi, Los Muros de Tadeo, Chepo’s Café, Grupo Mirador San Rafael, Posada Doña Eva, Posada Mucuparma y Alimentos KQT.

En tal sentido, Nora Pérez, como miembro de ASOPRESTUR destacó la importancia de dar a conocer las bondades que ofrecen todas y cada una de las personas que día a día trabajan incansablemente, ofreciendo calidad y servicios en estos espacios, sobre el enfoque y continuidad de la actividad turística y comercial de la zona del Páramo merideño, comprendiendo una importante razón para destacar un extraordinario trabajo sobre el servicio prestado al visitante.

Alianzas y trabajo mancomunado

Sobre la actividad turística, comercial y económica que desarrolla en el Páramo Merideño, muchos son los procesos de adecuación, sobre la situación actual que tienen los prestadores de servicios turísticos a pesar de la situación pandemia y actual del país.

Francisco Ramírez como propietario de la Posada “María Laura”, en el sector La Toma de Mucuchies, señaló que “es de vital importancia el apoyo que se le pueda dar a este sector, y a quienes con mucho esfuerzo logramos cada día salir adelante, ofreciendo buen servicio a la hora de recibir turistas, en la que sólo se tiene apenas el 65% de la operatividad turística debido a los altos costos y las dificultades por los servicios tanto de combustible, gas y transporte respectivamente”, resaltó.

De esta manera, el complemento que se da a esta serie de actividades para fortalecer el sentido autóctono de la zona, es su gastronomía típica, en la cual se comprende una serie de platos tradicionales como la Pizca Andina, Arepas de Trigo, Hervido de Gallina, Pasteles, Café, Chocolate y el tradicional Calentado, formando parte de un abanico de opciones a la hora de degustar y consentir los paladares con algo diferente.