El director del Proyecto Pobreza de la UCAB llama la atención sobre el impacto de la caída de la economía que se traduce en la precarización del ingreso de los venezolanos

En la presentación de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) Luis Pedro España sostiene que las cifras que se recopilan muestran una caída fuerte de la economía que ha arrastrado el ingreso de los venezolano haciendo más pobre a la población.
Indica que entre 2013 y 2019 se registra una caída del 70% del Producto Interno Bruto (PIB) que coloca el ingreso promedio de los venezolanos en 0,72 dólares diarios.

Esta situación hace que el 79,3% no tenga cómo cubrir sus necesidades básicas según el trabajo de campo realizado.

Venezuela se ubica como el país más pobre registrando una tasa de pobreza con 54,6% tomando en cuenta el procentaje de la población que recibe un ingreso diario inferior a los 3,2 dólares.

Según este indicador Venezuela al 75,8% de su población en este rango superando al registrado por países como Haití y las economías de Centroamérica.
Venezuela es el segundo país más desigual después de Brasil.

El coefiente de Gini que mide la desigualdad en las sociedades se ubica en 51, lejos del cero que sería la cifra ideal de para indicar que hay una distribución equitativa de los recursos.

“Para cerrar la brecha de la pobreza extrema harían falta 5 mil millones de dólares al año para financiar un programa focalizado de transferencias, a razón de 2 dólares diarios para 6,5 millones de hogares venezolanos”, afirmó el director del Proyecto Pobreza de la UCAB, sociólogo Luis Pedro España.


Al consultarle sobre las causas de esta desigualdad España señaló que se con esa fracción de la población que reciben ingresos en moneda extranjera vía “transferencias entre privados lo que puede traducirse en muchos casos como el envía de remesas”.

“Entre 7 o un 12% de los hogares venezolanos está recibiendo remesas”, sostiene Luis Pedro España.

Destaca que este indicador vienen creciendo, por lo menos hasta que se desató la pandemia.

Las cifras de la Encovi indican que en 2017 el 8% de los hogares de migrantes recibían remesas y la medición realizada entre noviembre 2019 y marzo 2020 este número legó a 30%.

Con estas cifras por delante se concluye que según la Encovi Venezuela se hace más pobre y más desigual.