Diversas son las propuestas de los empleados públicos para mejorar su situación, y ellas incluyen salarios, seguridad social, recreación, turismo, cajas de ahorro, prestaciones sociales y capacitación

Este 4 de septiembre se celebra en el país el Día del Empleado Público, en medio de un escenario en el que la discusión sobre el salario mínimo y las condiciones laborales se mantienen en la agenda de los principales gremios de trabajadores.

Diversas son las propuestas de los empleados públicos para mejorar su situación, y ellas incluyen salarios, seguridad social, recreación, turismo, cajas de ahorro, prestaciones sociales y capacitación.

En medio de este panorama, la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos (Fedeunep) formalizó ante el Ministerio del Trabajo la propuesta de llevar al salario mínimo al equivalente a 400 dólares.

“En ese momento nos llamaron demagogos y exagerados, pero hoy yo creo que todo el mundo coincide en que ese sería un mínimo para alimentación exclusivamente”, dijo a Contrapunto el presidente de Fedeunep, Antonio Suarez.

Reconoce el impacto que este aumento salarial generaría en el gasto público y en la inflación, pero considera que igual se observa “un aumento indiscriminado en los precios de bienes y servicios y el salario está igual”.

Otra de las demandas del gremio es la reactivación de la seguridad social del empleado público, que se encuentra paralizada, y, en ese sentido, en Fedeunep tienen una propuesta sustentable en el tiempo a través del Instituto Nacional del Empleado Público que contempla la recreación, el turismo, las cajas de ahorro.

Las prestaciones sociales son otro elemento que a su juicio debe revisarse, porque actualmente se encuentran “diluidas” por la situación económica del país.

Desde este organismo también consideran que tras la diáspora es necesaria la realización de un censo para conocer la cantidad de empleados públicos que se mantienen en el país y la formación que requieren.

Asimismo, cree importante la organización del movimiento sindical, y en ese sentido mostró su disposición para dialogar con los representantes de otros movimientos sindicales como la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, o con los diputados de la Asamblea Nacional.

“Creo que necesitamos sentarnos a diseñar el país que queremos en materia de seguridad social, de empleos, de salarios”, dijo

El debate en torno al petro

Con relación a la reciente propuesta de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (Cbst) de anclar el salario de los trabajadores a medio petro, indicó que no se oponen a la propuesta de usar la criptomoneda nacional como referencia, pero considera que menos de 2,5 petros calculado a la unidad de medida de 1,1 millones de bolívares.

“Dos petros y medio puede ser una unidad medida importante para arrancar”, dijo.