El bloque europeo y Ottawa celebraron una cumbre bilateral la pasada semana y se mostraron comprometidos con el proceso para restaurar por completo el Órgano de Apelación de la organización

La Unión Europea y Canadá acordaron este jueves un sistema temporal de arbitraje y resolución de disputas en la Organización Mundial del Comercio (OMC) que sustituirá, en los casos que involucran a ambos países, al Órgano de Apelación del organismo si éste queda bloqueado por el veto de EE.UU. a nuevos jueces.

La UE y Canadá, que celebraron una cumbre bilateral la pasada semana, se mostraron comprometidos con el proceso para restaurar por completo el Órgano de Apelación, última instancia para disputas comerciales entre miembros de la OMC que vería sus competencias paralizadas en diciembre si EE.UU. continúa vetando el nombramiento de nuevos miembros.

Sin embargo, y con el objetivo de poder “seguir preservando los derechos en las disputas en el marco de la OMC”, han acordado un “arreglo temporal” para gestionar la resolución de sus disputas “basado en las normas existentes de la OMC”, anunciaron en un comunicado conjunto.

“El arreglo temporal se aplicará a disputas entre nosotros en el caso de que el Órgano de Apelación no pueda escuchar apelaciones y se mantendrá en funcionamiento hasta que el Órgano esté operativo”, señalaron la UE y Canadá.