Los factores que más han afectado la calidad de vida de los venezolanos en el último año han sido la crisis de combustible y las medidas preventivas contra el COVID-19, señaló el investigador Luis Pedro España

La pobreza en Venezuela se mantiene en “niveles máximos posibles de 94,5%”, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) correspondiente al año 2021.

La pobreza extrema sigue creciendo y abarca dos tercios de los hogares del país, con 76,6%; esto implica un alza de 8,9 puntos, desde el 67,7% en que se ubicaba el año pasado.

El Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) dio a conocer, este 29 de septiembre, los resultados de la Encovi, levantada entre febrero y marzo, con cobertura de 22 estados y alcance de 17.402 hogares.

El sociólogo Luis Pedro España, docente investigador del IIES y coordinador del Proyecto sobre Estudios de la Pobreza de la UCAB y la Asociación Civil para la Promoción de Estudios Sociales (ACPES), explicó que los factores que más han afectado la calidad de vida de los venezolanos en el último año han sido la crisis de combustible y las medidas preventivas contra la COVID-19 (que se retroalimentan).

La combinación de estos dos factores trajo como consecuencia que “la mitad de los
venezolanos en edad productiva hayan sido lanzados a la inactividad y los que siguen trabajando lo hagan en condiciones mucho más precarias que en años anteriores”.

La pobreza de ingresos “tocó techo” y alcanzó el 94,5% de la población. “No es posible que esta cifra suba más de allí, porque hay un 5% de la población que puede indexar sus ingresos para hacer frente a la inflación”, dijo España, quien resaltó el incremento de la pobreza extrema, que supone la incapacidad para comprar los alimentos básicos, la cual subió de 67,7% en 2019-2020 a 76,6%, es decir, 8,9 puntos porcentuales.

“La pobreza extrema de ingresos sigue abarcando a dos tercios de los hogares del país”, subrayó España.

En el último año la cantidad de hogares en pobreza multidimensional -es decir, en privación o deterioro de condiciones como educación, vivienda, acceso a servicios públicos, ingreso y empleo- pasó de 64,8% a 65,2%, es decir, un incremento de 0,4 puntos porcentuales.

Entre la primera ENCOVI de 2014 y la de este año -es decir, en menos de una década- la cantidad de hogares que entraron en condición de pobreza multidimensional subió 25,9 puntos porcentuales, al pasar de 39,3% a 65,2%