La doctora Marianella Herrera informó que el país sigue en inseguridad alimentaria y que el principal problema es el alto costo de los alimentos, porque las familias no tienen cómo adquirirlos.

También está afectada la bioutilización, por la falta de gas, agua y electricidad, indicó en entrevista con Unión Radio.

Necesitamos una canasta de emergencia del Programa Mundial de Alimentos, que contenga alimentos con aporte de micronutrientes.

Las cajas CLAP están llegando con dos o tres productos, como pasta y arroz. “Tenemos una dieta desequilibrada, poco balanceada”, concluyó.

Recordó que la pandemia tomó a Venezuela de manera inesperada y ya con una crisis andando. “Es como haber puesto a pelear la epidemiología con la economía”, porque las medidas como la cuarentena y la higiene han empeorado la situación económica de las familias.

No vemos programas para que la gente pueda acceder a algunos alimentos esenciales y básicos, ni lactancia materna. Un programa de agricultura familiar es muy importante. He visto a dos niños con ceguera por carencia de vitamina A en áreas rurales, lamentó.