La Casa Blanca detalló en un comunicado posterior que los gravámenes entrarán en vigor el próximo 10 de junio y serán inicialmente de 5%

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el jueves la imposición de aranceles -que empezarán en 5% en junio y ascenderán hasta 25% en octubre- a todos los productos procedentes de México como castigo por el creciente flujo migratorio a través de la frontera común.

Trump anunció la medida a través de Twitter, donde amenazó con mantener los aranceles “hasta el momento en el que los migrantes ilegales que vienen por México, a nuestro país, PAREN”.

La Casa Blanca detalló en un comunicado posterior que los gravámenes entrarán en vigor el próximo 10 de junio y serán inicialmente de 5%.

“Si la crisis (en la frontera) persiste”, advirtió la Casa Blanca, los aranceles subirán a 10% el 1 de julio de 2019.

“De manera similar, si México todavía no ha tomado acciones para reducir drásticamente o eliminar el número de extranjeros ilegales cruzando su territorio hacia Estados Unidos, los aranceles aumentarán a 15 % el 1 de agosto de 2019, a 20% el 1 de septiembre y a 25% el 1 de octubre de 2019”, dijo.

A partir de entonces, los gravámenes permanecerán en 25% “a menos y hasta que México detenga sustancialmente el flujo ilegal de extranjeros que vienen a través de su territorio”.

México exportó en 2018 a Estados Unidos 346.500 millones de dólares en productos que se verán afectados por esta imposición arancelaria, desde frutas y verduras a vehículos y tecnología.

La Casa Blanca aprovechó la ocasión para invitar a las empresas que producen en México a que se “reubiquen” en el EE.UU. para no pagar los aranceles ni verse afectadas de ninguna manera por la medida.