La semana pasada el Banco Central de EEUU rebajó las tasas un cuarto de punto hasta el rango de entre 2 y 2,25%

El presidente estadounidense, Donald Trump, presionó este jueves de nuevo a la Reserva Federal (Fed) para que vuelva a bajar las tasas de interés en el país, apenas una semana después de que el Banco Central los rebajara un cuarto de punto, hasta el rango de entre 2 y 2,25%.

“El alto nivel de los tipos de interés de la Fed, en comparación con otros países, mantiene el dólar alto, lo que dificulta que nuestros grandes fabricantes (…) compitan en igualdad de condiciones”, criticó Trump en su cuenta de la red social Twitter.

El Presidente consideró que, si la Fed hace efectivos “recortes sustanciales”, el dólar hará posible que las compañías estadounidenses ganen “contra cualquier rival” del mundo.

Fachada de la Reserva Federal. Foto: EFE/Archivo.

“Tenemos las mejores compañías del mundo, no hay nadie cerca, pero desafortunadamente no se puede decir lo mismo de nuestra Reserva Federal. Han dado cada paso del camino mal, y aún así estamos ganando”, señaló.

El mandatario cargó contra la Fed, después de que el Banco Central recortara el pasado 31 de julio el precio del dinero en EE.UU., por primera vez en más de una década, ya que el anterior se produjo justo después de la aguda crisis financiera de finales de 2008.

La reducción de tipos de interés, no obstante, no fue suficiente para Trump, quien posteriormente aseguró que el presidente de la Fed, Jerome Powell, lo “decepcionó” al no apostar por un prolongado ciclo de abaratamiento del crédito.

La próxima reunión de política monetaria será el 17 y 18 de septiembre y en ella se darán a conocer las nuevas previsiones de crecimiento e inflación de EE.UU.