Petros, cuarentena y control de precios impactaron en el tipo de cambio durante los primeros cinco meses del año

Culminó el quinto mes del año en medio de una cuarentena que obligó a los comercios a bajar las santamarías y a las personas a mantenerse confinadas en sus hogares para evitar la propagación del nuevo coronavirus y en medio de ese panorama en el que los países avanzan con cautela a una reapertura de su economía en Venezuela el dólar sigue llenando de expectativas a la población, pues sin ser la moneda oficial su uso se ha masificado para las transacciones en el país, y en tiempos de coronavirus registró un repunte importante.

En cinco meses el dólar paralelo, utilizado como referencia para los pagos en el país, subió Bs 142.245,49 o 263,3% luego de cerrar el año 2019 en Bs 54.023,39 y ubicarse este viernes 29 de mayo en 196.268,88.

Por su parte, el dólar oficial, que según las disposiciones legales debe ser usado por los comercios como referencia para sus precios, registró un alza mayor pues subió en estos primeros cinco meses del año Bs 151.489,76 o 324,9% al pasar de  Bs 46.620,83 en su cierre de 2019 a Bs 198.110,59 el pasado viernes 29 de mayo.

En medio de la volatilidad que se ha registrado en el año, el mes de mayo el aumento se redujo al ubicarse por el orden de los 12%. Específicamente, en el mercado paralelo el dólar aumentó Bs 21.500,51 o 12,3% al pasar de Bs 174.768,37 a Bs 196.268,88, mientras que la cotización oficial subió Bs 22.696,51 o 12,9% de 175.414,08 a Bs 198.110,59.

De estos primeros cinco meses del año destaca la fuerte inestabilidad que caracterizó al mercado cambiario durante los primeros días de operaciones en los que, luego del canje de un bono en petros otorgado a los pensionados y trabajadores públicos el dólar paralelo subió cerca de 30% y dos días después cayó abruptamente 22%.

Luego de ese comportamiento el mercado cambiario entró en una etapa de “relativa estabilidad” en la que permaneció durante el mes de febrero y buena parte del mes de marzo y fue a partir de la segunda quincena de marzo cuando la cotización de la divisa estadounidense comenzó a subir nuevamente, momento en que el país inició la emergencia y cuarentena por la pandemia de la COVID-19 y comenzó a enfrentar escasez de gasolina.

En abril el dólar repuntó nuevamente hasta superar la barrera de los Bs 200 mil en medio de medidas de control de precios y desde entonces el mercado cambiario se ha mantenido entre alzas y retrocesos en una nueva “relativa estabilidad” en la que se presentaron repuntes con los que superó la barrera de los Bs 200 mil y luego caídas que lo devuelven al orden de los Bs 195 mil.

Foto: EFE

En Venezuela el dólar se ha mantenido al alza producto de los desequilibrios económicos que impiden que se mantenga el tipo de cambio y llevaron a la población a refugiarse en el dólar como mecanismo para proteger sus ingresos.  Desde que se implementó la cuarentena el uso de divisas se profundizó por la imposibilidad de las personas a acceder a bolívares en efectivo ante el cierre de las agencias bancarias.

En reiteradas ocasiones los economistas han asegurado que en el contexto de inestabilidad política y económica que atraviesa el país es difícil estimar el monto al que puede ascender el tipo de cambio, sin embargo, los pronósticos son poco alentadores pues hasta que no se corrijan las políticas fiscales, monetarias y los desequilibrios macroeconómicos no se podrá estabilizar el tipo de cambio.

Mientras tanto, ya es común para los venezolanos enfrentar abruptas alzas en el tipo de cambio luego de períodos de “estabilidad”, cuando lo usual es escuchar que si el dólar baja es para tomar impulso y subir nuevamente.