El petróleo de Texas cayó 0,4% y cerró en 53,25 dólares el barril, mientras que el petróleo Brent bajó 4,95%, y terminó la jornada en 61,28 dólares

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó este lunes 0,4% y cerró en 53,25 dólares el barril, ya que sobre los inversores se ha redoblado la inquietud de que disminuya la demanda debido a la guerra arancelaria de EEUU con China y México, que podría debilitar a la economía internacional.

Así, al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en julio retrocedieron 0,25 dólares respecto a la sesión previa.

Los futuros del petróleo de Texas terminaron la primera sesión de la semana a la baja después de que, si bien los comentarios de Arabia Saudí tendentes a que la Opep extenderá los recortes en el suministro apoyaron los precios, se afianzó más la preocupación de que los aranceles estadounidenses a China y México vayan a perjudicar la demanda de crudo.

La preocupación de que una guerra comercial entre Estados Unidos y China y las amenazas de nuevos aranceles para México desde EEUU disminuyan la demanda mundial de crudo pesan sobre los precios del petróleo, muy por debajo de los psicológicos 60 dólares el barril.

Foto: EFE.

En Londres, por su parte, el precio del barril de petróleo Brent para entrega en agosto terminó este lunes en el mercado de futuros de Londres en 61,28 dólares, un 4,95% menos que al finalizar la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 3,19 dólares respecto a la última negociación, cuando cerró en 64,47 dólares.

El precio del Brent registró una pronunciada caída por cuarta sesión consecutiva, lastrado por el temor a los efectos en la demanda global de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y varios países.

El crudo de referencia europeo se desplomó este lunes hasta su mínimo nivel en cerca de cuatro meses, con lo que ha perdido gran parte del terreno que escaló durante la primera mitad del año gracias a los recortes de producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

El pasado jueves, el Brent cayó 3,96%, y el viernes perdió otro 3,31%. Desde el último cierre en positivo, el martes de la semana pasada, el barril de crudo del mar del Norte ha cedido 12,59%.