Miles de manifestantes marcharon en Buenos Aires, contra “las políticas de ajuste” del gobierno de Mauricio Macri, a quien reclaman un cambio de económico

Sindicatos, trabajadores y organizaciones sociales se sumaron a la movilización convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera, para exigir al gobierno argentino mejoras económicas debido a que la creciente inflación que vive el país sureño.

“El gobierno le pide préstamo al FMI pero nosotros nos morimos de hambre”, expresó uno de los manifestantes a las agencias internacionales.

En tres años de gobierno, Macri no logró domar la inflación, que fue de 47,6% en 2018, la segunda mayor de América Latina y entre las 10 más altas del mundo y que acumuló 6,7% en el primer bimestre del año. El país registró una fuerte caída del consumo y un derrumbe de la industria que sufre una de la peores crisis de la última década al operar con la mitad de su capacidad instalada.

A eso se suma el incremento de costos y de tarifas de servicios públicos, el aumento del desempleo (9,1% en el último trismestre de 2018) y la pobreza, que el año pasado subió de 25,7% a 32%.