El funcionario señaló que miembros del gobierno de Trump han sostenido reuniones con representantes del país asiático para abordar la relación económica entre Pekín y Caracas

El enviado especial de Estados Unidos (EEUU) para Venezuela, Elliott Abrams, dijo este viernes que su Gobierno ha instado a China y a empresas petroleras de todo el mundo a cortar lazos económicos con el Ejecutivo del presidente Nicolás Maduro, sobre el que pesan numerosas sanciones.

En declaraciones a EFE, Abrams explicó que él mismo se ha reunido con el embajador chino en EEUU, Cui Tiankai, y que, además, el embajador estadounidense en China, Terry Branstad, ha mantenido varios encuentros con representantes del país asiático sobre la relación económica entre Pekín y Caracas.

“Hemos tenido conversaciones con China sobre sus relaciones económicas y financieras con Venezuela. Y el mensaje principal ha sido muy simple: tenéis inversiones, comercio y préstamos que nunca vais a recuperar. Ese régimen está destruyendo la economía de Venezuela”, manifestó Abrams.

China prestó a Venezuela en la última década cerca de 62.000 millones de dólares, de los cuales 20.000 millones aún está pendientes de pago, según una base de datos de la Universidad de Boston y el centro de pensamiento Diálogo Interamericano.

Según Abrams, EEUU evalúa diferentes “medios diplomáticos” para evitar que Maduro siga “robando” a los venezolanos.

En concreto, Washington aconsejó a empresas petroleras de todo el mundo que corten lazos con Maduro porque podrían venir “más sanciones” por parte de EEUU.

“Nosotros -indicó Abrams- hemos dicho a la gente implicada en la industria del petróleo, en algunos casos transportistas y aseguradores, en otros casos Gobiernos, y también a empresas petroleras, que hay muchas sanciones ahora en Venezuela, y que habrá más, así que ¡atención!”.

“En algunos casos están violando las sanciones, en otros casos no están todavía ahí, pero muy cerca. Les urgimos a que no se involucren en esta red, presten atención a lo que hacen. Y por supuesto, les hemos urgido a que dejen de comerciar con el petróleo que pertenece al pueblo venezolano y que el régimen está despilfarrando”, añadió.

EEUU era el primer comprador de petróleo de Venezuela, pero en enero impuso sanciones a la Petróleos de Venezuela (Pdvsa), por lo que el país dejó de recibir esos ingresos.