Estados Unidos, con más de 60.000 casos confirmados, tiene el tercer número más alto a nivel mundial

El Senado estadounidense, se dispone a aprobar este miércoles un enorme paquete de ayuda para los ciudadanos y las empresas afectadas por la pandemia de coronavirus que azota el país, especialmente Nueva York, epicentro de la crisis sanitaria donde las medidas de cuarentena parecen surtir efecto. 

Después de un agrio debate partidista, republicanos y demócratas en el Senado llegaron a un acuerdo el martes por la noche sobre este paquete de ayuda, de unos 2 billones de dólares, que pretende reactivar la primera economía del mundo.

“Por fin, tenemos un acuerdo”, dijo el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, elogiando el alto “nivel de inversión” conseguido. 

El Senado se reunirá este miércoles para aprobar el texto acordado por sus miembros, y el plan deberá luego ser ratificado por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, y ser promulgado por el presidente Donald Trump.

El paquete de ayuda será la mayor inyección de dinero de emergencia en la economía en la historia de Estados Unidos, empequeñeciendo incluso los rescates financieros de 2008, cuando una crisis financiera mundial hizo que la economía de norteamericana cayera en picado.

El plan pondrá dinero en manos de los estadounidenses afectados por la crisis, otorgará subvenciones a pequeñas empresas y cientos de miles de millones de dólares en préstamos para grandes corporaciones, incluidas las aerolíneas.

Y con el aumento de las infecciones de costa a costa, el proyecto de ley propone alrededor de 130.000 millones de dólares para hospitales que necesitan urgentemente equipo de protección, camas de cuidados intensivos y ventiladores.

Estados Unidos, con más de 60.000 casos confirmados, tiene el tercer número más alto a nivel mundial, detrás de China e Italia.