El Organismo presentó el informe titulado “Colombia: Declaración al término de la misión sobre la Consulta del Artículo IV de 2020”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), afirmó a través de un comunicado acerca de la revisión anual de la economía colombiana, que ese país está realizando “encomiables esfuerzos” por integrar a los inmigrantes venezolanos en su economía.

“En contraste con las débiles tendencias regionales, la resiliente economía colombiana creció al 3,3% en 2019. A pesar de condiciones externas difíciles y de las tensiones sociales en América Latina, la demanda interna (incluida la generada por el sustancial flujo migratorio desde Venezuela) ha impulsado el crecimiento, mientras que un ampliado déficit externo se ha financiado en gran parte por inversión extranjera directa estable”, expresó el Organismo.

Según las consultas anuales del FMI, la llegada de casi 2 millones de venezolanos estimuló el crecimiento de la economía colombiana en aproximadamente 0,25% en 2019, pese a que también ha ocasionado “costos fiscales estimados anuales de alrededor de 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en el corto plazo”.

Sin embargo, el organismo estimó que “estos costos disminuyan a medida que los inmigrantes se integren a la economía, asistidos por la reciente expansión de los programas de permisos especiales de trabajo y permanencia”.

El FMI prevé que ciudadanos venezolanos residenciados en Colombia “continúen siendo un motor de crecimiento” para el país vecino, donde “el grado de ganancias potenciales dependerán de la velocidad con la que los migrantes se integren a la economía formal”.