La compañía de origen español señaló que durante el primer semestre sus cuentas se vieron afectadas por la inestabilidad política en Venezuela, la recesión económica y la inflación

La multinacional energética española Repsol sigue reduciendo su exposición patrimonial en Venezuela, que al cierre del primer semestre de 2019 ascendía a 393 millones de euros (437 millones de dólares), casi 14% menos que la que tenía al finalizar 2018.

El grupo español explica en las cuentas semestrales que presentó este miércoles 24 de julio a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv), el supervisor bursátil español, que durante el primer semestre continuó la situación de inestabilidad política en Venezuela, la recesión económica y la inflación.

Añade que de enero a junio de este año se produjo una devaluación importante de la divisa venezolana frente al euro, aunque sin impacto significativo en los estados financieros del grupo.

La energética española dijo que pese a la sanciones de Estados Unidos, ellos cuentan con una concesión para facilitar la terminación ordenada de las operaciones mediante varias licencias generales, pero las nuevas medidas agravaron la situación de crisis en Venezuela.