El mercado petrolero atraviesa diversas variables coyunturales, entre ellas la disputa comercial entre EEUU y China, las sanciones y una posible recesión económica mundial para finales de año, explicó Rafael Quiroz

El economista y experto petrolero, Rafael Quiroz, alertó este viernes pasado que ante una posible recesión económica mundial la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) tendrá que evaluar nuevos recortes de producción.

En entrevista a Globovisión, Quiroz señaló que ante una disminución en la actividad “la Opep tiene que repensarse y recurrir a recortar la producción” y agregó “que si la recesión se adelanta, el organismo deberá reunirse antes de lo previsto (primera semana de diciembre) y ajustar la producción”.

El economista explicó que el mercado petrolero está trastocado por diversas variables coyunturales, entre ellas la disputa comercial entre Estados Unidos y China, las sanciones del país norteamericano y una posible recesión económica mundial para finales de año, factores que amenazan la demanda petrolera ante una actual “producción abismal”, y conducen a una caída de los precios del petróleo.

Foto: EFE.

Aclaró que la Opep nunca ha impuesto precios, sino que se ajusta al cambio en el mercado petrolero, y en ese sentido aseveró que el cartel tiene participación en 43% de la producción mundial de crudo. “De 99 millones de barriles que se producen, 43 millones corresponden a la Opep”, dijo.

Explicó que aunque los informes de la Opep establecen que el cartel produce casi 30 millones de barriles, solo se refiere a crudos convencionales, es decir, livianos, medianos y pesados, sin incluir los crudos extrapesados, condensados ni productos líquidos, con los que alcanzan 43 millones.

Asimismo, afirmó que para la Opep el problema del mercado petrolero no es la producción sino de precios, porque su objetivo es defender los intereses de los países miembros y la mejor forma de hacerlo es cuidando el nivel de precios porque eso es lo que garantiza mayores ingresos por exportaciones petroleras.

Foto: EFE.

Este viernes, el organismo publicó su informe mensual en el que revisó a la baja el consumo mundial de crudo hasta finales de 2020, y estimó un crecimiento de 1,1 millones de barriles diarios (mbd), 40.000 barriles menos que las proyecciones de hace un mes, reseñó EFE.

En ese sentido, el cartel petrolero prevé que la demanda de 2019 no superará los 100 mbd, sino que se ubicará ligeramente por debajo, en 99,92 mbd mientras que en 2020 llegará a 1,14 mbd.

Estas proyecciones van en línea con el ritmo de la economía global que apunta a una desaceleración de las principales potencias.