El mandatario inauguró este miércoles la primera planta de Mercedes-Benz en la región de Moscú 

El Gobierno de Rusia tiende su mano a los inversionistas extranjeras y asegura que les garantizará todo el apoyo si deciden abrir fábricas en su territorio.

Durante la inauguración de la primera planta de Mercedes-Benz en la región de Moscú, el presidente ruso, Vladímir Putin, indicó que su administración apoyará a los inversionistas extranjeros.

“Continuaremos, sin lugar a dudas, apoyando en el futuro los proyectos de este tipo, ya sean realizados por compañías rusas como por nuestros socios extranjeros”, dijo.

Reiteró que apoyará la inversión extranjera en su país. Foto: EFE.

Con este tipo de proyectos desarrollarán la industria automotriz rusa y, a su vez, responden a los intereses de los consumidores, acotó Putin.

Sobre la producción de automóviles en Rusia detalló que se incrementó 15% durante 2018 y las ventas 13 %.

Putin precisó que las deducciones fiscales de la compañía alemana en Rusia serán de unos 4.000 millones de rublos (cerca de 62 millones de dólares) en un plazo de diez años.