Freddy Cohen, solicitó a las autoridades que permitan que el centro comercial trabaje la jornada corrida para evitar aglomeraciones

En una entrevista radial concedida a la periodista Shirley Varnagy, Cohen explicó que por primera vez, desde el inicio de la pandemia, funcionarios policiales impidieron el acceso de clientes al centro comercial.

Al mismo tiempo que cerraron las puertas de las tiendas no autorizadas, debido a la semana de radicalización de la cuarentena en el país.

En sus declaraciones, Cohen señaló que “en las últimas semanas se había relajado un poco y las tiendas habían recuperado los 15 meses de pérdidas”.

En este sentido, destacó durante el mes de diciembre del año pasado, el centro comercial operó “durante las 4 semanas”.

Sin embargo, en enero “no hubo incremento de COVID en Venezuela”. Por lo que dedujo que “mientras el horario sea amplio se logra mayor distanciamiento”.

“Si tú acumulas a todas las personas en un horario reducido será más difícil mantener el distanciamiento social”, señaló Cohen.

Destacó que dentro del centro comercial son «bien estrictos» con relación a las medidas de bioseguridad. Además que para este fin tienen personal encargado de supervisar las entradas y cada piso y pasillo.

Adicionalmente, rechazó que a pesar de que las autoridades indicaron que el cierre estuvo motivado al aumento de casos COVID y la radicalización de la cuarentena, esto solo sucedió con el Sambil.

“Esto solo ocurrió en el Sambil Caracas y no hicieron lo mismo con otros centros comerciales de la capital”, manifestó.