El dirigente sindical resaltó que actualmente más de 1 millón 700 mil trabajadores de sectores priorizados continúan en sus labores en medio de la pandemia

El presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores de Venezuela (CBST), Wills Rangel, aseguró que la estrategia del Gobierno de Maduro en materia de combustible es controlar el suministro para que cuando inicie la flexibilización de la cuarentena se surta normalmente a los usuarios.

“En este momento todo se está centralizando en la áreas de salud y alimentación”, dijo reseñado por Correo del Orinoco.

Resaltó que actualmente más de 1 millón 700 mil trabajadores de sectores priorizados continúan en sus labores, lo que, a su juicio, representa una prueba de apoyo de la clase obrera nacional a pesar de la escasez de gasolina pues afirmó que los trabajadores están resolviendo el problema del transporte y otras necesidades.

El dirigente sindical informó que como parte de las actividades por el Día del Trabajador, este 1° de mayo los trabajadores tendrán una videoconferencia con el presidente Nicolás Maduro en la que le plantearán opciones para combatir la pandemia del coronavirus y para luchar contra la “guerra económica”.

Aseguró que la estrategia del Gobierno de Maduro en materia de combustible es controlar el suministro para que cuando inicie la flexibilización de la cuarentena se surta normalmente a los usuarios. “En este momento todo se está centralizando en la áreas de salud y alimentación”, dijo.

Con relación al reciente aumento del salario mínimo, resaltó que el Gobierno de Maduro es el único que ha incrementado los ingresos de los trabajadores en medio de la emergencia por la pandemia y las sanciones de Estados Unidos.

“Venezuela es el único país del mundo en el cual a pesar de una pandemia, una guerra económica y un bloqueo internacional, se logra un incremento del salario integral y se dan incentivos a la población a través del carnet de la patria”, dijo.