Existen varios factores que generaron la caída abrupta de este lunes y el primero está relacionado con la capacidad de almacenamiento que se encuentra muy cerca de sus límites

Este lunes, el barril de petróleo intermedio de Texas (WTI) registró su peor caída en la historia al bajar 30,5% y cerrar por primera vez en terreno negativo, al cotizarse los contratos para entrega en mayo en -37,63 dólares el barril.

El petróleo ha registrado una fuerte caída este año, que en el primer trimestre representó un 66% y este lunes llevó el barril de crudo de Estados Unidos, a un nivel nunca antes visto, en terreno negativo.

¿Qué significa un precio bajo cero?

Un “precio negativo” significa que el que vende un bien debe pagar a otro para que se lo lleve, explica el portal Infobae. Esto en economía generalmente se asocia a la disposición y almacenamiento de desechos nucleares o basura.

¿Por qué cayó tanto el precio del crudo?

En el caso del petróleo, existen varios factores que generaron la caída abrupta de este lunes y el primero está relacionado con la capacidad de almacenamiento que se encuentra muy cerca de sus límites y en poco tiempo podrían sobrepasarse si persiste la situación actual que engloba tres elementos: La crisis por la pandemia del coronavirus, que paralizó grandes sectores la economía mundial; el fin del acuerdo de producción de los países Opep y sus aliados que desencadenó la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia; y la tendencia de los productores a compensar la caída de precios con aumentos de producción y exportación.

La paralización de la actividad económica y la caída de los precios genera pérdidas a las refinarías y las deja cada vez con menos capacidad de almacenamiento, y la paralización de una refinería implica una plaza menos a la que los productores pueden enviar su petróleo, porque estas forman parte de una cadena logística.

¿Por qué el WTI cerró bajo cero y el Brent no?

Aunque los precios del Brent, barril de referencia en Europa, se ubicaron este lunes lejos de los niveles registrados en enero, se mantuvieron en el terreno positivo al cotizar en 25,87 dólares por barril, 63 dólares por encima de los
-37,63 dólares a los que ha cerrado el Texas, ante lo que muchos se cuestionan ¿por qué no bajó a los mismos niveles que el WTI?

El diario español Cinco Días explica que en principio las razones son técnicas. Cuando un inversionista compra petróleo la entrega no se realiza de inmediato, sino que se trata de una compra a futuro. Este martes vecen los contratos que sirven de referencia para calcular el precio del WTI y el petróleo se entregará en mayo. En este caso la previsión de entrega física se enfrenta con el problema de almacenamiento que está llegando a su límite y nadie quiere quedarse con el petróleo en mayo.

Los contratos de crudo estadounidense que expiran en junio cotizaron este lunes en 21,15 dólares, 4,72 dólares por debajo de los europeos, un precio que refleja mejor el valor del petróleo, pues el mercado no se ha visto estrangulado como en los futuros con vencimiento en mayo.

Es habitual que los inversores se desprendan de un activo financiero que en unas horas caducará y que este sufra una fuerte presión vendedora. No obstante, un desplome de la magnitud de hoy indica que los inversores optan por liquidar sus posiciones en crudo y no realizar nuevos contratos, ya que, además, los futuros de ambas referencias vaticinan fuertes caídas.

¿Qué pasa con el almacenamiento en EEUU?

Los contratos de futuros sobre el WTI se liquidan mediante entrega física del crudo en una pequeña localidad de Oklahoma, Cushing, que es un enclave crucial en el mercado petrolero, el mayor centro de almacenamiento y distribución de crudo de EEUU, gracias en parte a su situación geográfica. Pero las informaciones apuntan a que más de tres cuartas partes de su capacidad está ocupada, y es posible que se llene en las próximas semanas. Mientras que las grandes petroleras tienen sus propias instalaciones para almacenamiento, los pequeños productores dependen de poder trasladar y almacenar el crudo en Cushing para su entrega.

En cambio, los contratos del Brent son de crudo que se entregará en junio, cuando se espera un menor desajuste entre oferta y demanda. Además, para el Brent no existe ese problema de almacenamiento, pues al ser un crudo marítimo, su nombre viene de un yacimiento del mar del Norte, puede trasladarse con relativa facilidad donde hay demanda.

Efecto contango

El mercado de petróleo se encuentra en lo que los expertos llaman contango. Es decir, cuando los futuros tienen un precio superior a los de la materia prima de entrega inmediata (spot). Esto significa que el mercado ha perdido el equilibrio, en este caso afectado por el hecho de que la capacidad de almacenamiento esté llegando a su límite.