El barril de WTI bajó 7,6% y cerró en 36,76 dólares mientras que el crudo Brent perdió 6,3% y terminó la jornada en 39,78 dólares

Los precios del petróleo continuaron su caída el martes y terminaron en mínimos desde junio en un mercado preocupado por una débil demanda.

El barril de WTI para entrega en octubre, cerró con baja de 7,6% a 36,76 dólares en Nueva York.

En tanto, en Londres, el Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre cerró en 39,78 dólares, un descenso de 6,3%.

“La combinación de la caída de Wall Street y el fortalecimiento del dólar pesan sobre las cotizaciones pero existe siempre esa preocupación más general sobre el estado de la demanda”, en momentos en que las compras chinas parecen volverse más lentas, “lo cual asustó al mercado hoy” martes, resumió Matt Smith, de ClipperData.

Para Eugen Weinberg, analista de Commerzbank, la debilidad de las cotizaciones “refleja sobre todo las preocupaciones sobre la demanda”.

El fin de semana del Labor Day (el lunes fue feriado por el día del trabajo en Estados Unidos) “marcó el final de una sesión estival decepcionante de viajes en auto” en el mayor consumidor mundial de crudo, explicó.

“Septiembre parece ser un mes de corrección”, comentó de su lado Craig Erlam, analista de Oanda, luego de dos meses de alza progresiva.

Entre la actividad económica alicaída en muchos países y casos de covid-19 que vuelven a subir y se traducen en la implementación de nuevas restricciones a los desplazamientos, el consumo de crudo permanece lejos de sus niveles anteriores a la pandemia.

Según Weinberg, las reservas mundiales de petróleo están tan llenas en este momento que el mercado tendrá dificultades para absorber el incremento progresivo de producción de la OPEP y sus aliados luego de los recortes decididos para sostener los precios.