El barril de WTI bajó 0,14% y cerró en 40,25 dólares mientras que el crudo Brent cayó 0,04% y terminó la jornada en 41,92 dólares

Los precios del petróleo terminaron este viernes sin grandes cambios, un poco por debajo del equilibrio, coincidiendo con las sombrías perspectivas provocadas por la pandemia de la COVID-19 y el aumento de la oferta.

El barril estadounidense de WTI para entrega en noviembre finalizó con una baja del 0,14% a 40,25 dólares (-6 centavos) desde el cierre del jueves.

El de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre concluyó con una ligera baja del 0,04% hasta los 41,92 dólares, respecto al cierre anterior (-2 centavos).

El jueves, los dos índices de referencia habían avanzado 0,95% y 0,40%.

Los actores del mercado “están preocupados por dos cosas”, dijo James Williams de WTRG Economics. “Les preocupa en primer lugar si Libia puede aumentar su producción en más de 200.000 barriles por día, lo que sería un riesgo a la baja”, dijo.

“Y en general también están preocupados por el estado de la economía mundial con la covid-19 y más particularmente las medidas restrictivas en Europa”, agregó.