Esta semana empezó con datos que indican la lenta recuperación de las importaciones de China

El lunes, los precios del petróleo seguían en mínimos de varios meses continuando así con la tendencia del descenso de la semana pasada cuando el crudo se situó por primera vez desde el comienzo de la guerra en Ucrania por debajo de los 90 dólares el barril.

Los precios del Brent a mes inmediato alcanzaron la semana pasada su nivel más bajo desde febrero, cayendo un -13,7% y registrando su mayor descenso semanal desde abril de 2020, mientras que el WTI perdió un -9,7%, ya que la preocupación sobre una recesión que afecte a la demanda de petróleo pesó sobre los precios.

El analista Stephen Brennock de PVM dijo: “La acción de los precios de la semana pasada no dejó ninguna duda de que las preocupaciones en torno a la demanda de cara a una recesión tienen la ventaja sobre los temores en torno a la oferta. Incluso se podría decir que la prima de guerra se ha evaporado”.

Esta semana empezó con datos que indican la lenta recuperación de las importaciones de China.