El país nórdico cortará su producción de 250.000 barriles por día en junio y de 134.000 en el segundo semestre

Noruega, el mayor productor de hidrocarburos de Europa del oeste, anunció este miércoles una reducción de su producción de petróleo hasta finales de 2020, para contribuir a una estabilización de los precios.

El país nórdico cortará su producción de 250.000 barriles por día (bpd) en junio y de 134.000 bpd en el segundo semestre, un periodo durante el cual aplazará además el lanzamiento de varios campos petroleros, indicó el ministerio del Petróleo y la Energía en un comunicado.

Acumuladas, estas medidas corresponden a una reducción de 300.000 barriles de la producción diaria en diciembre, señaló el texto.

El ministerio precisó que, como resultado, la producción noruega llegaría a 1,609 millones de barriles por día (mbd) en junio y a 1,725 mbd en el segundo semestre. En marzo, Noruega extrajo 1,682 mbd de crudo. 

Estas medidas se suman a las de los países de la OPEP y sus aliados para limitar la producción de 10 millones de barriles diarios.

“Nos encontramos actualmente ante una situación sin precedentes en el mercado petrolero. Un mercado estable es beneficioso tanto para los productores como para los consumidores”, explica la ministra Tina Bru, citada en el comunicado.

“Habíamos dicho antes que nos plantearíamos una reducción de la producción noruega si varios grandes países productores aplicaban reducciones importantes. La decisión del gobierno noruego de reducir la producción petrolera noruega fue tomada de forma independiente y centrada en los intereses de Noruega”, agregó.

Los precios del petróleo se hundieron en marzo debido a la caída de la demanda mundial, como consecuencia de la epidemia del nuevo coronavirus, y de la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.