EEUU anunció que flexibilizará de manera limitada algunas sanciones contra Venezuela, entre ellas, una vinculada a la petrolera Chevron, con el fin de promover el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición

Los precios del crudo bajaron, con la perspectiva -aún lejana- de una posible reactivación de las exportaciones venezolanas a Estados Unidos y la hipótesis de un impuesto europeo al petróleo ruso en lugar de un embargo por su invasión de Ucrania, reseñaron medios internacionales.

En Nueva York, el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en junio cedió 1,57 % al cerrar en 112,40 dólares. De su lado, en Londres, el precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio perdió 2,02 % y finalizó en 111,93 dólares.

Según las agencias internacionales, ocurrió un fenómeno raro, el WTI terminó por encima del Brent.

“Hay que recordar que el Brent es para (entrega) en julio, en tanto el WTI es para junio”, comentó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates. El petróleo que se entrega antes tiene una prima en un mercado tan tenso como el actual. 

Petróleo ruso tendrá impuesto

“En todo caso, esto significa que los refinadores buscan por todos lados alternativas al petróleo ruso. Por eso, vemos un aumento de la demanda por la producción estadounidense” de oro negro, añadió.

Estados Unidos anunció que flexibilizará de manera limitada algunas sanciones contra Venezuela, entre ellas una vinculada a la petrolera Chevron, con el fin de promover el diálogo entre el gobierno socialista de Nicolás Maduro y la oposición apoyada por Washington.

La exención “autoriza a Chevron a negociar los términos de las posibles actividades futuras en Venezuela” pero “no permite cerrar ningún nuevo acuerdo con (la petrolera estatal venezolana) Pdvsa”, explicó.

Chevron es la única petrolera estadounidense que todavía tiene activos en Venezuela, en sociedad con Pdvsa.