Ese mismo tanquero llegó en septiembre al país con 2,1 millones de barriles de condensado iraní que se utilizaría como diluyente para la producción de petróleo extrapesado

Según datos de Refinitiv Eikon, este viernes 9 de octubre, partió desde la terminal petrolera de José al puerto de la isla Kharg, en Irán, un buque con bandera iraní cargado con 1,9 millones de barriles de crudo pesado, reseñó la agencia Reuters.

En septiembre, arribó a puertos venezolanos un tanquero identificado como Horse, desde el cual se descargaron 2,1 millones de barriles de condensado iraní que se utilizaría como diluyente para la producción de petróleo extrapesado en el país.

Esa misma embarcación cargó pesado Merey para ser exportado, como parte del acuerdo entre las estatales Pdvsa y Compañía Nacional de Petróleo Iraní, de acuerdo con una fuente de la petrolera venezolana citada por Reuters.

Los programas de exportación de Pdvsa vistos por la agencia, que no incluyen el destino de la carga, hacen referencia al tanquero como “Master Honey”.

De acuerdo con los datos de seguimiento de Refinitiv Eikon, “el barco llegó a Venezuela y cargó crudo sin transmitir su ubicación, como lo requiere la ley de transporte marítimo internacional en la mayoría de los casos, hasta alrededor de las 2:00 a.m hora local (6:00 a.m. GMT) del viernes”, reseñó Reuters.

El cambio de nombre de los petroleros e incluso de las empresas gestoras es parte de la estrategia de los petroleros para evadir las sanciones de Estados Unidos, pero en esta ocasión Washington no tomó ninguna medida para impedir el viaje de Honey ni el de los tres buques que trajeron gasolina iraní la semana pasada.