De acuerdo a la información de Eikon de Refinitiv, el buque Ícaro se aproximó al Nabarima alrededor de las 2:37 de la tarde de este martes

Según Reuters, un barco petrolero operado por PDVSA, se acercó este martes, 20 de octubre, a una instalación de almacenaje flotante de crudo, y se espera sean transferidos los 1.300.000 barriles de crudo que amenazan con contaminar al Golfo de Paria.

La estatal petrolera venezolana tiene previsto “descargar parte del crudo a bordo a través de una transferencia de barco a barco” (STS, por sus siglas en inglés) que involucra al Ícaro, un barco Aframax de su flota.

Las últimas dos semanas ha habido una gran preocupación en torno la embarcación Nabarima ante el posible derrame de más de un millón de barriles de petróleo allí almacenados, luego de que fotos revelaran que esta se encuentra inclinada.